Cuando el pelo está desnutrido, se rompe, pierde movimiento, se decolora y se enreda fácilmente. "En ese estado, no brilla", explica Álex Aznar, director de Dessange Puerto Banús. 
Para solucionarlo, lo primero es atajar esa falta de nutrientes con aceites y mascarillas. Para que el pelo no quede apelmazado, "los aplicaremos al acostarnos sobre el cabello seco. A la mañana siguiente, se lava y se aplica un spray hidratante".
David Lesur, director de David Künzle apuesta por "aceite de tamanu para pelos finos, de moringa para los medios y de monoï, para los gruesos y rebeldes".

Existen, además, tratamientos superficiales para un extra de brillo que se van con los lavados. Desde los sprays con partículas irisadas, perfectos para una ocasión especial, al protocolo Gloss de Claudia di Paolo, una especie de barniz a base de proteínas botánicas capaz de crear una película de efecto acharolado.

¿Tu problema es que tienes la melena encrespada? No te preocupes, te contamos cómo tratar el pelo encrespado.