Cómo limpiar correctamente los juguetes sexuales

Por suerte, son cada vez más las mujeres y hombres que apuestan por incorporar un juguete sexual en sus relaciones íntimas, ya sea en solitario o en pareja. Pero ¿sabemos realmente cómo debemos limpiarlos para evitar la acumulación de bacterias y el riesgo de infecciones?

Cómo limpiar correctamente los juguetes sexuales
Cómo limpiar correctamente los juguetes sexuales
Sònia Parladé

Sònia Parladé

Periodista

El uso de los juguetes sexuales ya forma parte de nuestro día a día. Gracias a la eliminación del tabú del placer femenino y de la idea heteropatriarcal de que el hombre debe ser el miembro activo y central en las relaciones sexuales, son cada vez más las mujeres (y los hombres) que se suman a la tendencia de los juguetes sexuales, ya sea para usarlos en solitario o como elemento adicional en sus encuentros íntimos.

Todas sabemos las ventajas del uso de este tipo de juguetes y no tenemos problema en dedicar tiempo y estudio a escoger al que será nuestro nuevo mejor amigo. Sin embargo, ¿dedicamos el mismo tiempo a limpiarlo y cuidarlo debidamente?

Limpiar los juguetes sexuales después de cada uso (y a veces antes) es totalmente recomendable y necesario por cuestiones de salud íntima. Y es que, dependiendo del tipo de juguete, estos productos están en contacto directo con nuestras partes íntimas, siendo todas ellas áreas sensibles de la piel que son susceptibles a infecciones. Además, muchos de estos juguetes se insertan en nuestro cuerpo, aumentando el riesgo de introducir sustancias peligrosas. “Bacterias, suciedad e incluso los organismos microscópicos responsables de transmitir infecciones sexuales pueden encontrarse en la superficie de un juguete sexual”, explica el educador de salud psicosexual L. P. Watts.

Tipos de materiales

Por eso, el primer paso para higienizarlo de manera correcta es descubrir de qué material está hecho. Averiguarlo es muy sencillo: tan solo tenemos que consultar la página web de la compañía o leer el manual de instrucciones que viene en la caja (a menudo encontraremos, también, el paso a paso para limpiarlo).

La mayoría de los materiales empleados para fabricar este tipo de juguetes se pueden dividir en porosos y no porosos.

Los primeros contienen agujeros microscópicos, haciendo más fácil que se acumulen bacterias, lo que puede acabar provocando un desequilibrio en el microbioma vaginal, pudiendo conducir a todo tipo de infecciones. Este tipo de materiales porosos son más susceptibles a almacenar bacterias incluso de haber sido lavados y secados, por lo que se recomienda usar un preservativo cuando los usemos. Este tipo de material poroso suele incluir cuero, plástico duro, tela y goma.

Por otro lado, los materiales no porosos generalmente incluyen silicona, metal y cristal, que son más sencillos de limpiar.

Limpieza según el material

  • Si el juguete sexual está hecho con silicona médica (no porosa), se puede limpiar el juguete en cuestión usando jabón neutro y agua caliente o un paño húmedo con jabón. Si hay partes extraíbles, es importante limpiar cada una de estas por separado. Si el juguete no es eléctrico, también se puede lavar en agua hirviendo para desinfectarlo.
  • En el caso de artículos fabricados con metales y cristal Pyrex (de borosilicato), estos tampoco son porosos, por lo que su limpieza también puede llevarse a cabo con jabón neutro y agua caliente o con un paño mojado y jabón. Si el producto es waterproof (resistente al agua) y no motorizado, hervirlo en agua durante tres o cuatro minutos será suficiente para esterilizarlo.
  • Los otros tipos de cristal y vidrio y la piedra son materiales que suelen ser porosos, por lo que también deben lavarse cuidadosamente con jabón neutro y agua. Sin embargo, debemos evitar hervirlos, pues son más delicados y no soportan tan altas temperaturas.
  • Como decíamos, el plástico y la goma son materiales porosos, y se usan comúnmente para fabricar juguetes sexuales. Debemos limpiarlos con agua caliente y jabón neutro, y para llegar a los extremos y áreas más pequeñas se recomienda usar un cepillo de dientes.
  • Finalmente, el nylon y el cuero se suelen usar en arneses o juguetes de impacto. En el caso del nylon, los productos fabricados con este material pueden lavarse en lavadora siempre que no sean motorizados, o a mano con detergente neutro y agua caliente. En el caso de los juguetes de cuero, son muy difíciles de lavar, por lo que lo mejor es hacerlo con un paño húmedo con jabón y no olvidar ningún área. Es importante limpiar todas las grietas y rincones, incluyendo las costuras. Desde Platanomelón insisten en que los juguetes de cuero deben limpiarse antes de que los fluidos se sequen, o de lo contrario será casi imposible. El cuero sintético se limpia más fácilmente y requiere menos cuidados, aunque también se degrada antes.

Si nuestra intención es compartir estos juguetes con otras parejas sexuales, lo recomendable es limpiarlos usando desinfectantes hechos especialmente para estos juguetes como el Spray de limpieza de alta calidad de Lelo, marca líder en juguetes sexuales como el ya famoso ‘SONA 2 Cruise’, un succionador de clítoris que se llevó el Premio al Mejor Juguete de Bienestar sexual en los V Premios de Objetivo Bienestar.

Spray de limpieza de Lelo

Comprar

Este spray, de acción rápida y sin alcohol ni parabenos, desinfecta el juguete con tan solo rociar su superficie, dejar que el aerosol actúe durante 5 segundos, aclarar con agua y secar con un paño o toalla seca sin pelusas. Se trata de un producto adecuado para los juguetes hechos con silicona, goma o látex.

La importancia del secado

Tan importante es limpiar y lavar como secar correctamente nuestros juguetes sexuales. Como explican desde Platanomelón, “las bacterias son muy amigas de la humedad”, por lo que dejar al aire libre nuestros juguetes durante unos minutos es un método casi infalible. Eso sí, ¡con precaución! Tampoco hay que dejar que se derritan al sol.

Una vez estén limpios y secos, debemos asegurarnos de que los guardamos en un sitio adecuado. La humedad, como decíamos, es malísima, por lo que si lo dejamos en un sitio hermético donde queda algo de humedad, se convertirá en un ecosistema excelente para cultivar todo tipo de bacterias. Precisamente por esta razón, las bolsas de plástico o materiales no transpirables suelen estar contraindicados.

Bolsita de satén de Platanomelón

Comprar

Lo mejor es optar por una bolsita de terciopelo o cualquier otro tejido limpio como las bolsitas de satén de Platanomelón, diseñadas para mantener los juguetes lejos de polvo, bacterias e infecciones. También sirve la caja original del producto.

Nos vamos de shopping

  1. Aceites esenciales para calmar la ansiedad y el estrés
    shopping icon salud

    Los 5 aceites esenciales con los que protegerte ​​​​​​​en verano

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. Kit para hacer yoga en casa: ¡para practicar cada día!
    shopping icon entrenamientos

    Descubre las 10 mejores esterillas para practicar yoga en casa

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. El boom de la cosmética sólida
    shopping icon beauty

    Qué productos de cosmética sólida no puedes dejar de probar

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  4. Día mundial del agua
    shopping icon sostenibilidad

    Cuáles son los mejores filtros de agua para instalar en tu hogar

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído