• Home

  • Amor y Sexo

  • Los métodos más curiosos para dar placer y alcanzar el clímax

Los métodos más curiosos para dar placer y alcanzar el clímax

El pene y la vagina están llenos de terminaciones nerviosas, pero además, existen otras zonas erógenas y orgásmicas que pueden ayudaros a disfrutar del sexo placenteramente estimulando sin parar ese rincón "prohibido". Explorar diversas técnicas es la clave para el autoconocimiento de vuestros propios órganos o los de vuestra pareja.

Los métodos más curiosos para dar placer y alcanzar el clímax
Los métodos más curiosos para dar placer y alcanzar el clímax
Oscar Casas

Periodista

Nadie te hará disfrutar tan bien del sexo como tú misma o como esa persona que, sabiendo todo lo que te gusta, encuentra placer en hacerte disfrutar. Mantener relaciones sexuales es conocer cada una de las terminaciones sexuales del pene y la vagina, descubrir zonas erógenas, excitarse con las caricias, los besos… ser conscientes de ese movimiento tan sutil, pero directo, que puede llevarnos a alcanzar el clímax en tan solo unos segundos.

Sin embargo, ya sabemos que la teoría está muy bien y, luego, llevarlo a la práctica es un tema muy distinto. Durante muchos años se creía que la penetración era la práctica más común para alcanzar el orgasmo. Con el tiempo hemos aprendido que “la penetración está muy bien, pero no sirve para provocar el orgasmo en la gran mayoría de personas dotadas de un clítoris”, explica Jüne Plã, ilustradora y autora de Climax Club: una cartografia del placer, un libro que es también una breve lección de anatomía acompañada de una cartografía de múltiples zonas del placer.

El orgasmo no es más que la parte visible de ese bonito iceberg que es el sexo

Porque como indica la autora, existe una gran cantidad de movimientos que pueden provocar reacciones de placer, orgásmicas o gozosas. “Siempre he tenido la impresión de que pasaba rozando por mi sexualidad. Que me faltaba algo para estar completamente satisfecha”, confiesa.

En ocasiones, tan solo necesitamos conocer un poco mejor nuestros genitales para saber cuál es la postura que más nos gusta o cómo preferimos que lo haga la otra persona. Pero, para eso, es importante no pasar de largo por nuestra sexualidad, sino adentrarnos en ella.

La idea es aprender a conocer todas tus zonas de placer, así como las de tu pareja para tomar conciencia de la extensión de las posibilidades en cuanto a sensaciones, movimientos y creatividad”.

De hecho, no existen solo la vagina y el glande del clítoris. Buscando bien podemos identificar todo tipo de placeres. A menudo están ligados al clítoris, puesto que este es el único órgano completamente dedicado al placer, pero existen otras zonas erógenas que pueden ser extremadamente placenteras y que para otras personas incluso pueden llevar a otro tipo de orgasmo.

Solo cuando tu cuerpo ya no tenga secretos para ti, entonces podrás guiar de manera más clara a la afortunada persona elegida para acostarse contigo.

En el caso del pene, las zonas de placer son (casi) exactamente las mismas que en quienes poseen una vulva. Podrás notar diferentes sensaciones según la zona. Si crees que no tienes especial sensibilidad en determinada zona, no te preocupes. La ventaja, con la vida y la edad, es que los gustos y las sensaciones van evolucionando.

Aunque consideres que ya tienes un montón de experiencia, a continuación, te dejamos con algunos métodos para dar placer a las personas que deseen acostarse contigo. Eso sí, la idea es que vayas a tu ritmo y que varíes los placeres en soledad, en pareja o con varias personas. No importa el género con el que te definas, tu orientación sexual o el color de tu piel, lo importante es que disfrutes plenamente de tus relaciones.

Para las personas con vagina

¿Toc toc?

Pega tus labios contra el glande y saca la lengua para golpetear a trompicones el glande del clítoris. El ritmo que uses es cosa tuya. Imagina que eres un juguete erótico con distintas velocidades.

Duck face

Si no tienes el famoso satisfyer, ¡no te preocupes! Puedes intentar reproducir el mismo movimiento de succión con tu boca. Es fácil, empieza poniendo una cara de pato y posa esa bonita mueca alrededor de su glande. Y ahora… ¡aspira! Hace un montón de ruido, pero es estupendo. También puedes jugar a crear corrientes de aire con tu lengua, haciéndola salir para bloquear el aire y volviéndola a meter, todo esto muy rápidamente.

¡Dilling dilling!

Para esto, tienes que ir realmente suave, ¿vale? Pellizca ligeramente su glande y realiza minúsculos tirones. ¡Con mucho cuidado!

placer

¡Guau, vaya profesional!

Durante un buen cunnilingus, es importante alternar los movimientos y su velocidad. Aquí tienes una idea: coloca tu mano en la parte baja del monte de Venus y estira la piel hacia arriba. La idea es que salga el glande del clítoris y de su capuchón. Esto intensifica el placer y además pasarás por una persona super profesional en el tema.

Como no todas las vulvas son iguales, si el clítoris no sale, no te pongas a tirar como un animal. Cuidado, porque es un gesto que puede hacerle daño a algunas personas, es importante comunicarse muy bien.

Aumentar el objetivo

No hace falta tocar directamente el glande del clítoris para que resulte bueno. A veces, una simple estimulación de los alrededores puede encender tu vulva.

Coloca tus dedos de un lado y otro del glande y realiza un movimiento vertical. Te darás cuenta quizás de que el glande se destapa cuando estás arriba.

El “floc floc”

Este gesto tan sencillo puede volver a tu vulva completamente loca. Se llama el “floc floc”, por la sencilla y buena razón de que, si pones la oreja, escucharás ese ruido.

Con un dedo o dos, realiza vaivenes lentos desde el glande del clítoris hasta la entrada de la vagina

Cuidado con meterte muy rápido y hazle de modo que tu dedo extienda el flujo según vaya pasando. Es excelente, sobre todo cuando dura y por fin el dedo entra en la vagina…

Para las personas con pene

Los dientes del amor

Realmente no se trata de que los dientes rocen, sino de ejercer una presión ligera sobre el glande. Puede ser muy suave, créeme.

Hay que ir con mucho cuidado, no olvides que el glande es una zona muy sensible.

Opción palanca de cambios

Masturbar a una persona con pene está bien, pero hacerlo de manera profesional es aún mejor.

Durante la paja, puedes subir de vez en cuando al glande con toda la palma de la mano y realizar movimientos circulares, un poco como si fueras un bartender y secaras un vaso con forma de pena. Con suavidad y buena hidratación, puedes seguir con la paja.

penefoto

Masaje del glande

¿A quién no le gustan los masajes de cráneo? ¿Y quién no piensa que un glande se parece a una cabeza? Bueno… pues partiendo de este principio, podemos considerar que todo el mundo ama los masajes en el glande. Imagina que tu mano es un masajeador de cabeza y realiza movimientos de vaivén, de arriba abajo. La sensación de relax está asegurada.

Concéntrate en el frenillo

El frenillo es una cosa delicada que hay que manipular con precaución. Es también una zona erógena que no hay que descuidar. Su sensibilidad varía de un pene a otro, por ejemplo, pero siempre resulta muy agradable recibir golpes delicados de lengua en esta parte.

Imagina que tu mano es un masajeador de cabeza y realiza movimientos de vaivén, de arriba abajo

Las manos llenas

Si al pene le gusta, puedes agarrarle los testículos con todas las manos y apretar más y más fuerte mientras se masturba, o no. Eso sí, cuidado con las uñas.

Vibraciones en el ano

El movimiento es simple, pero eficaz: basta con apoyar tu dedo ahí donde estoy pensando y de hacer vibrar tu antebrazo a la vez que aprietas firmemente en la zona en cuestión. Y oye, si está bien lubricado, puede meter el dedo dentro, por qué no… ¡Eso ya como tú veas!

libro cubierta

Clímax Club: una cartografÍa del placer

Autor: Jüne Plã

Editorial: OBERON

En este libro, encontrarás más o menos un poquito de todo lo que hay que saber sobre el sexo sin pararse en la casilla 'penetración'. Ya sabrás perfectamente cómo funciona eso, así que no hace falta que te haga un dibujo del temita en cuestión. No, he hecho un montón de dibujos mucho más interesantes. Me he puesto manos a la obra para que no te arrepientas de tu inversión. He trabajado duro para que puedas explorar tu sexualidad y la de tu(s) pareja(s) de múltiples maneras.

Comprar Libro
Sobre el autor
Oscar Casas

Apasionado del deporte y de la vida saludable. Intento llevar a la práctica todo lo que divulgo en la red.

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Nos vamos de shopping

  1. Juguetes sexuales para alcanzar el máximo placer
    shopping icon sexo
    El Top 10 de los juguetes sexuales más deseados
    Comprar​​​​​​​
  2. 7 juegos sexuales para avivar la llama del deseo
    shopping icon sexo
    7 juegos sexuales para avivar la llama del deseo
    Comprar​​​​​​​
  3. SONA 2 Cruise, el revolucionario succionador de clítoris que te proporcionará más de 200 orgasmos por carga
    shopping-icon carrito
    El revolucionario succionador de clítoris
    Comprar​​​​​​​
  4. Cómo mejorar el deseo sexual y la vitalidad de manera natural
    shopping icon salud
    Cómo mejorar el deseo sexual de manera natural
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído