• Home

  • Amor y sexo

  • La revolución tecnológica del placer será igualitaria o no será

La revolución tecnológica del placer será igualitaria o no será

La industria de los juguetes sexuales es ya imparable. Vibrador, succionador de clítoris... cada año surgen nuevos productos eróticos para la mujer. Pero, ¿cómo conciliar placer individual y común con tu pareja?

La revolución tecnológica del placer será igualitaria o no será
La revolución tecnológica del placer será igualitaria o no será
Sara Roqueta

Sara Roqueta

Periodista

Que los juguetes sexuales están en el centro de muchas conversaciones y camas es ya una realidad. Vibrador, succionador de clítoris, el mil veces citado Satisfyer... nadie escapa ya al atractivo publicitario y, como no, placentero de muchos productos eróticos. ¿Por qué? Por su facilidad para alcanzar antes el orgasmo y estimular zonas erógenas como el clítoris del que apenas se había investigado hace unas décadas. Por suerte, la deriva feminista de los últimos años ha ayudado a que muchas mujeres tomen consciencia de sí mismas: de arriba a bajo. Y esto incluye desde las ideas y la lucha por la igualdad de género hasta la visibilidad del placer femenino que ya ha llegado para quedarse. 

Pero, ¿cómo sabemos que estamos asistiendo a una revolución tecnológica del placer femenino? Las cifras lo dicen todo, más allá de las conversaciones en las que el sexo ha dejado de ser un tabú para convertirse en un herramienta de sororidad. Porque los miedos, las inseguridades o todo lo relacionado con la curiosidad sexual también une a las mujeres de una manera sana. Y sin duda, ese boca a boca, la recomendación de unas por otras, además de las grandes campañas de marketing y redes sociales sobre productos como el Osé o el Satisfyer ha hecho que el sector crezca de una manera imparable. Solo en Google, el succionador de clítoris Satisfayer ya acumula más de 6,5 millones de entradas

Los datos están ahí. Y es que la industria de los juguetes sexuales vivirá una época de bonanza en el futuro a corto termino. Así lo aseguran estudios como el informe sobre el mercado global de juguetes sexuales femeninos, publicado por Technavio, que concluye que el sector crecerá un 11% cada año hasta conseguir un incremento de 6.180 millones de euros el 2024.

Y, «¿qué papel ocupan ellos?» Nos preguntamos muchas veces. Si bien es cierto que los juguetes sexuales empoderan, numerosas expertas y expertos coinciden en que las herramientas tecnológicas asociadas al placer también hacen evidente el cambio en la manera que los hombres y las mujeres miran y perciben las relaciones erótico sexuales. Todo ha dado un giro. Ya nada es solo por y para el placer de él. Ella disfruta sola, pero el también puede acompañarla. Lo mismo en las parejas homosexuales o trans. Cada una experimenta a su manera gracias a la diversidad de productos eróticos que podemos encontrar en el mercado. Más tarde llega la puesta en común y entonces el placer individual se convierte en común. 

El sector de juguetes sexuales crecerá un 11% cada año hasta conseguir un incremento de 6.180 millones de euros el 2024

Pero alcanzar está imagen de igualdad en el ámbito sexual no ha sido fácil. Según la antropóloga y experta en masculinidades Begonya Enguix, «se relaciona con el auge y la presencia social de movimientos feministas y con el aumento de la consciencia sobre la necesidad de unas relaciones de género justas e igualitarias». Sin embargo, ¿todos los hombres apuestan por este reparto de poderes en el ámbito sexual?

La visibilidad del placer femenino y con él la lista innumerable de juguetes eróticos han marcado un nuevo escenario hacia la igualdad, pero no todos perciben de manera positiva el cambio ya que puede crear inseguridades en el sector de la población masculina más tradicional. «En el caso de masculinidades tradicionales que se consideran custodias del cuerpo femenino y responsables únicas de su placer, pueden ver amenazada su virilidad», señala Enguix, que es investigadora del grupo MEDUSA (Gèneres en Transició: Masculinitats, Afectes, Cossos i Tecnociència) de la UOC.

Desde una perspectiva tradicional se considera que es el hombre el miembro activo de la pareja heterosexual y que la mujer es un objeto a la espera de ser seducido o conquistado. Ella sería el elemento pasivo destinado al uso y placer masculino. De hecho, estos hombres llegan a considerar a los juguetes sexuales como fieles competidores olvidando las ventajas que implica que cada miembro de la pareja se empodere, a su manera, de su propia sexualidad. Sin embargo, en opinión de los y las expertas, este porcentaje de la población es cada vez más reducido. 

Juguete sexual

 

Adiós a la brecha del placer

El paso hacia unas relaciones más igualitarias también en el terreno sexual no es el único efecto que trae consigo la visibilidad del placer femenino individual. Otra consecuencia es que ha ayudado a eliminar el tópico de que los hombres tienen más necesidades de relación sexual o de satisfacción sexual que las mujeres. «En realidad se trata de un mito superado ya hace tiempo; quizás habría que hablar de una ideología posada en circulación en momentos históricos determinados», señala el sociólogo Francesc Núñez, profesor de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC.

Pero, ¿es nueva esta revolución de los juguetes sexuales por parte de las mujeres? El estudio sobre creencias sobre el uso de vibradores en las mujeres ya puso de manifiesto hace casi una década que la utilización de vibradores era una cosa común para las mujeres. Sin embargo, sí que hay una novedad respecto a los juguetes eróticos. Cada año se crean nuevo juguetes, más placenteros, de mayor calidad y a un precio asequible.

«La tecnología siempre ha sido aplicada a las prácticas sexuales. Pero las nuevas tecnologías son más potentes en su capacidad de intervenir en este caso en el placer erógeno o sexual», afirma el profesor de la UOC.

Con todos estos datos acumulados sobre la innovación y las nuevas prácticas sexuales asociadas al empoderamiento del placer femenino, surgen muchas preguntas y controversias al respecto. ¿Esto quiere decir que tenderemos cada vez más a vivir el sexo individualmente?

«De momento no parece que estas prácticas tengan que sustituir las relaciones corporales entre personas», señala Francesc Núñez. «Pero, sin duda, en muchos casos pueden suplirlas y reducir la búsqueda (o la necesidad) de las relaciones "físicas"», afirma, puesto que, según el experto, cada día estamos más atravesados por el mundo de la tecnología y las pantallas. Y esto, sin duda, se puede aplicar también a las relaciones sexuales.

 

 

También te puede interesar

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. Compra y utiliza juguetes sexuales
    shopping icon

    El Top 10 de los juguetes sexuales más deseados del mercado

    Comprar​  
  2. Recomendaciones de productos y servicios de Objetivo Bienestar, en la app Peoople
    shopping icon coach

    Descubre todos nuestros productos favoritos en nuestro perfil en Peoople

    Descarga​​
  3. Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello
    Categoría

    Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello

    Comprar
  4. Descubre las mejores ofertas en belleza y moda del Amazon Prime Day
    Categoría

    Descubre las mejores ofertas de Amazon

    Comprar