Desde que a finales del siglo XVIII empezó la revolución industrial, la salud de nuestro planeta ha ido empeorando. A pesar de las muchas mejoras que esto ha supuesto en nuestro día a día, hasta el momento, no hemos sido capaces de acompañar el progreso tecnológico con el respeto hacia la naturaleza, hasta llegar al punto crítico de emergencia climática en el que nos encontramos en el siglo XXI. No es exagerar decir que estamos devorando el planeta con el abuso de los recursos limitados que nos ofrece, y con la mala gestión de la gran cantidad de residuos que generan nuestras acciones y nuestro consumo.

Mares ahogados en plástico, ríos contaminados, campos y bosques llenos de basura, aire en las ciudades que nos enferma… Todo ello, acompañado del ascenso de las temperaturas a nivel global y de los estragos que ya estamos viviendo con el cambio climático, como el reciente temporal Gloria, que arrasó la costa catalana. La situación es crítica y debemos ponerle remedio de forma inmediata si queremos salvar nuestro futuro y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por las Naciones Unidas de cara a las próximas décadas.

 

La basura de los fondos marinos

De entre los muchos datos en los que nos podríamos fijar, hoy queremos poner el foco en los residuos caracterizados y rescatados de los fondos marinos, por las temibles consecuencias que conllevan a la fauna y flora acuática y el alarmante aumento que estamos experimentando en los últimos años. Como ya te hemos contado en otros artículos, se estima que en 2050 habrá más plásticos que peces en el mar, una situación absolutamente crítica a la que debemos poner punto y final.

¿Sabrías decir cuál es el Top 5 de residuos caracterizados que debemos evitar que lleguen al mar?

Botellas de plástico
1/5

Botellas de plástico

Evítalas. Sal de casa siempre con una botella reutilizable y libre de BPA que podrás rellenar en fuentes públicas, pero rechaza conscientemente las botellas de plástico de un solo uso y di por qué no las quieres. ¡Ayúdanos a difundir el mensaje!

Colillas
2/5

Colillas

No las arrojes ni al mar, ni por la ventana del coche, ni las abandones en la calle. Las colillas no son reciclables, pero eso no justifica su abandono en la naturaleza. El mejor y único lugar para desecharlas es el contendor gris, es decir, aquel donde se depositan los residuos que no se pueden reciclar y tampoco pueden usarse para hacer compost.

Si estás fuera de casa, utiliza los ceniceros que encontrarás en la mayoría de papeleras de la calle. Y, si te encuentras en medio de la naturaleza, encárgate tú mismo de tirar las colillas en ceniceros portátiles.

Bolsas de plástico
3/5

Bolsas de plástico

Afortunadamente, cada vez hay más comercios que están cambiando las bolsas de plástico de un solo uso por las de cartón. Y, aunque las de cartón son reciclables, siguen generando residuos, por lo que lo mejor es llevar encima siempre una bolsa plegable de tela que puedas reutilizar.

De nuevo, recuerda, ¡nunca abandones bolsas de plástico en la naturaleza!

Latas de bebidas
4/5

Latas de bebidas

Poco a poco, estamos viendo como la industria empieza a reemplazar el plástico utilizado en latas de refrescos y bebidas por envases de cristal o bien por plásticos reciclados. Sea como sea, nunca olvides de depositar las latas de plástico de refrescos en el contenedor amarillo.

Tapas y tapones de plástico
5/5

Tapas y tapones de plástico

Derivan del uso de botellas y de envases plásticos de un solo uso. Grávate esto a fuego: si no puedes evitarlos, guárdalos y no los tires a ninguna parte hasta que no encuentres un contenedor amarillo.

Finalmente, recuerda: ¡la mejor forma de evitar la basuraleza es dejar de generarla!