Hace años que los hombres han perdido los complejos y cada vez son más los se cuidan el rostro y establecen rutinas de belleza diarias y nocturnas para lucir un aspecto más atractivo y saludable. Lo hacen mediante productos de cuidado e higiene personal y, en algunos, casos incluso cosméticos. Mucho han comprendido que una piel saludable y cuidada es también una piel bonita, luminosa y que envejecerá más tarde. Por eso merece la pena cuidarla, por dentro, con una alimentación equilibrada, y por fuera, con cremas y otros productos de belleza. Uno de los elementos de distinción con el qué los hombres pueden destacar, a diferencia de las mujeres, es la barba. Puede dar mucho juego al aspecto de su rostro y, además, existen infinidad de productos como jabones, aceites o sérums para su cuidado e hidratación.

Rutina de cuidado de la piel
1/4

Rutina de cuidado de la piel

  • Limpieza. Para retirar la suciedad o el exceso de grasa, hay que lavarse la cara con agua y un producto limpiador, cada noche y cada mañana. La limpieza es un paso fundamental, porque, solo si tu piel está limpia, conseguirás que los tratamientos que apliques después sean efectivos.
  • Hidratación. La hidratación es uno de los pasos más importantes para tener una piel sana y resistente, para prevenir la sequedad y para retrasar las arrugas. Una vez que tu piel está limpia, por la mañana deberás aplicar una crema hidratante por el rostro y el cuello.
  • Protección solar. Incluso en invierno, hay que utilizar fotoprotector a diario. El sol es el principal responsable del envejecimiento prematuro de la piel. Además de causar manchas, genera estrés oxidativo y, por lo tanto, acelera las arrugas. Siempre se puede optar por una crema hidratante con factor de protección solar.
  • Tratamiento. Por la noche es el momento de utilizar una crema o un sérum específico, según las necesidades de tu piel (seca, grasa o mixta). Por ejemplo, una crema antiarrugas, reafirmante o con algún ácido como el glicólico. Lo más aconsejable es que te dejes asesorar por un dermatólogo, para que te oriente sobre el mejor producto para ti.

Además, una vez a la semana puedes usar una mascarilla. Las de celulosa son las más fáciles de colocar y retirar. Las mascarillas son productos ricos en activos que conseguirán mejorar tu piel en solo unos minutos.

Cremas antiarrugas a partir de los 30
2/4

Cremas antiarrugas a partir de los 30

La piel del hombre es más gruesa y tiene más colágeno, lo que ayuda a que las arrugas tarden más tiempo en aparecer. Pero en el envejecimiento de la piel influyen otros factores externos como el tabaco, el estrés, el alcohol, la contaminación, una mala alimentación o el exceso de sol.

Si te preocupa envejecer, el dermatólogo Pedro Rodríguez recomienda empezar a usar cremas antiarrugas “en torno a los 30 años, que es cuando empiezan a aparecer las arrugas pequeñas, y estamos a tiempo de evitar que progresen o salgan muchas más”.

También es aconsejable incorporar un producto específico para el contorno de los ojos, porque esa piel es más fina y además de las arrugas, sufre los signos más evidentes del cansancio: las ojeras y las bolsas.

No olvides cuidar tu pelo
3/4

No olvides cuidar tu pelo

El acondicionador es uno de tus aliados para que el cabello presente un buen aspecto dándole brillo, suavidad y volumen. Aunque no debes aplicarlo a diario, con dos o tres veces por semana es suficiente. También puedes usar distintas mascarillas. Aunque por norma el gel, la cera y la espuma no son buenos si quieres mantener tu pelo en perfecto estado, también se pueden usar en ocasiones para vernos más arreglados o atractivos. No es aconsejable teñirse el pelo con productos químicos.

Para los que lucen barba
4/4

Para los que lucen barba

  • Usa champú. Hay un estudio que asegura que tu barba es un foco de suciedad. Lo creas o no, nos reconocerás que las barbas están muy expuestas y hacen de filtro de la suciedad ambiental. Debes lavarte la barba, con la misma frecuencia, o más, que la cabeza. Pero hay que escoger el champú adecuado, aquel que contenga aceites e ingredientes naturales. Los champús que contienen muchos químicos pueden resecar tu barba, agrietar tu piel y provocarte irritación facial.
  • Cremas y aceites. Usar aceite de barba optimiza su hidratación. Aunque en los meses de verano es mejor usar crema. Busca las cremas de barba ricas en manteca de karité, con aloe orgánico para suavizar y con aceite de lima para eliminar la suciedad.
  • Establece una rutina para tu barba. Es importante mantener la barba hidratada. Antes de acostarte, aplícate una crema para la barba. De esta forma, absorberá el producto durante la noche y te despertarás con una barba más suave y fuerte. Peina tu barba cada día en la dirección en la que quieres que crezca. Repítelo al menos tres veces al día y el pelo acabará redirigiéndose. Los malos hábitos alimentarios y el estrés son algunas razones que ocasionan barbas ralas y desiguales.