Este va a ser un verano distinto, inesperado y, por ello, desde la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa os queremos dar unos consejos al respecto por si os pueden ayudar a tener una época de tranquilidad, salud, relajación y sobre todo de recuperación después de una primavera difícil por la pandemia que nos ha azotado tan duramente.

El SarsCov2 ha impactado y está impactando brutalmente en nuestra sociedad, para muchos en cuanto a su salud, para demasiados en cuanto a la pérdida de seres queridos y para una gran parte de la ciudadanía en forma de problemas económicos que perdurarán un tiempo y que harán la vida más difícil impactando también en nuestro bienestar y estado de salud.

En SESMI creemos en la salud global, no solo del individuo sino también del conjunto de seres humanos, de la colectividad, y en cuanto a la relación de cada uno de nosotros con la sociedad.

Por ello nuestros consejos no son solo médicos sino también relacionados con el bienestar, salud y situación social de las personas y de los grupos que las rodean.

Aquí van los consejos en cuanto a:

Alimentación
1/12

Alimentación

Procura una alimentación fresca, sin aditivos y cocinada de la forma más simple y sana posible. Frutas, verduras, alimentos no procesados, proteínas suaves, frutos secos, pescado pequeño. Es mejor no abusar de grasas no saludables ni de alimentos fritos. No comas demasiado y si puedes haz pequeños ayunos saltándote alguna de las comidas.

Procura comprar alimentos de proximidad, ecológicos, dando prioridad a los pequeños empresarios y agricultores que lo están pasando mal en estos momentos; su salud y su bienestar también es el tuyo. Intenta también eliminar totalmente el azúcar refinado de tu dieta.

Hidratación
2/12

Hidratación

Bebe agua filtrada con regularidad y procura estar en lugares frescos que no consuman tus líquidos internos, protégete del calor y del sol a las horas de máxima insolación.

Los zumos de frutas frescas como la pera, la sandía o el melón hidratan y refrescan muy bien el cuerpo en verano.

Descanso
3/12

Descanso

Procura descansar en un lugar fresco, sin wifi o aparatos eléctricos cerca, con buena ventilación y sin ruido. Si te cuesta iniciar el sueño puedes ayudarte de infusiones de melisa, pasiflora o flor de azahar. Procura no mirar el móvil o películas de acción o de violencia antes de ir a dormir. Una siesta breve puede ayudarte a recuperar tu salud y a reforzarla y te hará llegar más relajado a la hora del sueño nocturno, ayudándote a conciliarlo mejor.

Baños de mar
4/12

Baños de mar

Si tenemos la posibilidad de estar unos días cerca del mar y nos zambullimos en él podemos obtener beneficios de los oligoelementos que a través de la piel nos nutrirán con un efecto antioxidante: cloruro de sodio, yodo, potasio, magnesio, entre otros. Caminar al lado del mar y observarlo nos hace sentir el movimiento continuo de la vida y puede ayudar a liberarnos de nuestros bloqueos internos. También activa la circulación por el masaje que ejerce la arena sobre los pies descalzos. Además, respirar la brisa marina tiene efectos muy beneficiosos sobre nuestros pulmones, a menudo demasiado expuestos a situaciones de contaminación.

Baños de bosque
5/12

Baños de bosque

Se ha demostrado que los baños de bosque o Shinrin Yoku (en su versión japonesa popularizada) de más de 40 minutos mejoran el estado de ánimo, disminuyen el cortisol, que aumenta con el estrés y que puede producir ansiedad y depresión, refuerzan el sistema inmunitario y aumentan la alegría y la creatividad. 

Yoga y meditación
6/12

Yoga y meditación

Reponte internamente tras el Covid-19 practicando regularmente la meditación, el mindfulness, yoga, tai-chi , Qi Cong

Reúnete con los amigos
7/12

Reúnete con los amigos

Reúnete con amistades con los que puedas compartir momentos de alegría y de esperanza. Cantar, bailar, pintar, leer literatura o poesía, escribir; el ejercicio de los verbos en infinitivo es un excelente incentivo intelectual y físico. Ayuda a los amigos y amigas que tienen problemas, escucha, pero también protégete, no tienes porqué escuchar cualquier cosa de cualquiera. Pon también límites.

Puedes, si lo deseas, crear redes de refuerzo de alimentos o unirte a ellas o colaborar con asociaciones sin ánimo de lucro que están trabajando para mejorar la vida de las personas en dificultades. La solidaridad es una forma magnífica de ayudar a otros y mejorar la propia autoestima. Recuerda que tú también debes ser solidario contigo mismo. El verano es un buen momento para hacer cosas por ti y por los otros que están en la lista de espera por falta de tiempo.

Evita tensiones
8/12

Evita tensiones

Procura no estar en ambientes tensos y de discusiones eternas que no llevan a ninguna parte. Simplemente discúlpate y aléjate. 

Reflexiona y plantea nuevas metas
9/12

Reflexiona y plantea nuevas metas

Los momentos de crisis son momentos de oportunidad de crecimiento. El verano, con su receso de las actividades cotidianas para muchos, es un tiempo de replantearse metas, planear el próximo año, reinventarse…

Pasa más tiempo con tus seres queridos
10/12

Pasa más tiempo con tus seres queridos

Paciencia, tolerancia hacia las diferencias, humor para salvar los malentendidos, son elementos que te ayudarán. Explora las bondades del otro en lugar de remarcar sus defectos. 

Recuerda con alegría
11/12

Recuerda con alegría

Recuerda los momentos dulces de las personas que se han ido con alegría, habla de ellas si te ayuda, da las gracias por haberlas tenido contigo en un tramo de tu vida y no te mortifiques pensando en un futuro que no fue. 

Refuerza tu sistema inmune para afrontar el invierno
12/12

Refuerza tu sistema inmune para afrontar el invierno

Además de una buena alimentación y unos saludables hábitos de vida algunos suplementos pueden ayudarnos a reforzar nuestro sistema inmune en verano y prepararnos para el otoño y el invierno. A tener en cuenta muy especialmente la vitamina C y la D, los oligoelementos como el zinc, hierro, selenio, magnesio y sobre, los ácidos grasos omega 3, EPA y DHA.

También algunos hongos medicinales como la cola de pavo, el maitake, el shiitake y el reishi o plantas como el tomillo o el aceite esencial de ravintsara pueden ayudar a regular nuestra inmunidad.

 

Alejandra Menassa, Médico Especialista en Medicina Interna. Presidenta de la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa.

Isabel Giralt Médico, máster en Acupuntura. Vicepresidenta de la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa.