• Home

  • Mente

  • El Qi Gong o la importancia de respirar a conciencia

El Qi Gong o la importancia de respirar a conciencia

Antiguo sistema chino que permite hacerte cargo de tu propia salud física y espiritual con ejercicios y prácticas que aumentan la vitalidad.

qi-gong-respirar-conciencia
qi-gong-respirar-conciencia

De China tenemos en mente miles de imágenes de orientales con un qipao haciendo posiciones extrañas en ambientes naturales. El hecho es que su cara siempre refleja una extrema armonía. Y es que son muchas las terapias orientales que podemos aprender para beneficiar nuestra salud física y espiritual, pero existe una centrada el Qi Gong. A menudo se nos olvida y no es otra cosa que respirar a conciencia.

El Qi (energía) Gong (práctica) es un antiguo sistema chino que permite a cualquier persona hacerse cargo de su propia salud física y espiritual con ejercicios y prácticas que aumentan la vitalidad, cultivan la conciencia y ayudan a prolongar la vida. La importancia de canalizar de forma adecuada la energía vital a través de nuestro cuerpo es la esencia de la filosofía china, y con el Qi Gong se pretende sincronizar los "tres tesoros" o tres procesos vitales: cuerpo, mente (corazón) y respiración.

La práctica requiere tres pasos:
  1. El control del cuerpo, la relajación. Debemos relajar, por este orden, mente, respiración, y cuerpo. Así lograremos que nuestra energía vital fluya correctamente.
  2. Regular la respiración hasta que se realice de forma constante y tranquila. Las ocho palabras claves para conseguirlo es que sea sosegada, suave, profunda, larga, continua, uniforme, lenta y delicada.
  3. Por último, debemos controlar la mente o el corazón. Si conseguimos relajar nuestro cuerpo y respiración, nuestra mente estará en paz.
Para practicar el Qi Gong podemos estar estáticos o en movimiento, pero lo importante es situarse en una posición equilibrada y en contacto firme con el suelo. Un ejercicio ideal es la postura del árbol (o Zhan Zhuang Gong) ya que es especialmente beneficiosa para abrir la puerta a las energías y practicar la concentración mental. Colócate de pie, con los pies ligeramente separados y las rodillas descansadas, y rodéate con tus propios brazos como si te abrazaras a un árbol. La parte superior del cuerpo estará relajada, abierta y disponible, mientras la actitud de los brazos sirve para concentrar la energía hacia uno mismo. Aguanta esta posición mientras dejas fluir tus pensamientos negativos.

El Qi Gong potencia tu lado confortable y meditativo y desenreda los bloqueos interiores. La gente que lo practica la conoce como "fuente de juventud" porque aseguran que elimina tensiones y estrés del día a día. Así que, si quieres aportar paz, salud y vitalidad a tu vida, ponte manos a la obra.

Lo más leído

Nos vamos de shopping

  1. Qué ropa llevar en la maleta perfecta de vacaciones
    icon-shopping moda

    Qué ropa llevar en la maleta perfecta de vacaciones

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. Bebe agua filtrada
    shopping icon sostenibilidad

    Descubre los 5 mejores filtros de agua para tu hogar

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. No te olvides del protector solar
    shopping icon salud

    Estos son los mejores protectores solares para tu piel

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  4. Este verano, ¡rosa en tus uñas! Luce manicura con estos esmaltes ecológicos
    shopping icon beauty

    Este verano, ¡rosa en tus uñas! Luce manicura con estos esmaltes ecológicos

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​