• Home

  • Mente

  • No puedes con todo, pero puedes con lo importante

No puedes con todo, pero puedes con lo importante

La fuerza vital es así, la energía que impulsa a un ser a la vida se aferra a sí misma hasta en los momentos de extrema dificultad. Pero, ¿a qué precio?

No puedes con todo, pero puedes con lo importante
No puedes con todo, pero puedes con lo importante

Hay una realidad que necesitamos tener en cuenta cuando hablamos de poder o no poder, y es que, literalmente, podemos con lo que nos echen.

La fuerza vital es así, la energía que impulsa a un ser a la vida se aferra a sí misma hasta en los momentos de extrema dificultad. Todos los animales, en mucha medida, podemos con todo.

La motivación es lo que determina si lo logramos o lo dejamos por el camino. Con la motivación idónea se pueden lograr cosas imposibles y no son pocas las noticias en las que encontramos personas normales, como tú y como yo, que han levantado coches o troncos para salvar a sus seres queridos.

De este tipo de sucesos y de muchos ejemplos cotidianos de tu propia vida puedes extraer el sentido de mi frase “No puedes con todo, pero puedes con lo importante”.

Todo no, está claro

Cuando alguien dice que no puede más, se miente a sí mismo. 

Siempre se puede más y ese es precisamente uno de los obstáculos que encontramos al trabajar la filosofía slow

Siempre nos cuestionamos “Si puedo hacer más, ¿por qué iba a hacer menos?”. Pues porque no es necesario, por ejemplo.

El tema poder o no poder es una moneda que tiene dos –o más- caras. Piénsalo así: siempre que has necesitado dar el do de pecho, lo has dado; siempre que la realidad ha requerido un esfuerzo extra, lo has hecho; siempre que has pensado que no podías con la vida, has podido.

La realidad es que, como animales, podemos con todo lo que nos echen y, llegado el punto de no poder, encontramos la manera de hacerlo: más rápido o más tarde o peor. Pero se hace porque es necesario.

Entonces: Alejandra, vamos a ponernos serias, ¿por qué el título del artículo dice que no podemos con todo y la reflexión va encaminada a que sí?. Pues porque ahora vamos a introducir una variable interesante, el popularmente llamado “¿A qué precio?”

¿A qué precio puedes con todo?

¡Seguimos con la reflexión!

Tienes una pataleta, te quejas, te repites a ti misma que no puedes más, pero sigues pudiendo. Es decir, si puedes más y lo haces día tras día. ¿A qué precio?

Tu fuerza vital hace que, con la suficiente motivación –indiferente si es amor o miedo-, puedas continuar con aquello que te está agotando las reservas de energía.

Tienes una maravillosa capacidad de adaptación y respuesta

Hasta puedes preguntarte para qué sigues con esto, te cuestionas el camino y el objetivo, pero ahí sigues.

Demasiadas tareas, demasiados problemas, demasiadas responsabilidades, demasiados contratiempos. Temes no poder, pero sí puedes. Como puedes, no haces nada por cambiar la situación y entonces, como rayos en el fondo del mar, comienzan a aparecer las ideas de “aparentemente sí puedo, ¡ya lo estoy haciendo!”

Y aquí, cuando ya has entrado en el automatismo de poder con todo, es cuando te puedes hacer la pregunta pro: ¿a qué precio?

Probablemente te estás dejando por el camino tu salud física, tu espiritualidad, tu salud mental, tu creatividad, tus relaciones personales, tus sueños. ¿Cuál es el precio que estás pagando?

Puedes con lo importante

Bailar en el equilibrio es la clave de la vida, así que no se trata de poder o no poder con todo, se trata de seleccionar lo importante, responsabilizarse de ello y encontrar un equilibrio en la acción que te permita ser, autocuidarte, abrazarte, sentarte a meditar, disfrutar de buena compañía y conciliar el sueño con facilidad.

Seguramente puedes con todo, no con todo, todo; pero sí con un todo lo suficientemente pesado como para que estés pagando un precio demasiado alto.

Dicho esto, acógete a la seguridad que te brinda poder con lo importante.

Tanto si vas sobrada de energía y motivación, como si te sientes exhausta y no puedes más, poder con lo importante te ofrece una garantía casi perfecta: vas a hacer lo justo, lo necesario, no menos, no más.

No nutras el miedo a no poder, confía en que podrás con lo que tu realidad te exija y que, además, sabrás bailar en el equilibrio de no complicarte la vida.

Sobre el autor
Alejandra Rodríguez Spiritualwoman Spiritualmood

Hace ya algún tiempo que abandoné mi carrera como jurista para adentrarme en el apasionante mundo del desarrollo personal y el coaching. He escrito un par de libros, 'SlowLife, guía práctica para un auténtico cambio de vida' y '365 reflexiones paratu despertar', he creado algunas herramientas de autoconocimiento, como el diario ‘Spiritual Time’, y soy Coach Profesional por la Universidad Autónoma de Madrid. Además, puedes encontrarme en Instagram @spiritualwoman, en mi página web www.spiritualmood.com, ¡y por aquí! Donde escribo todos los meses.

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído