• Home

  • Mente

  • Qué es un TOC: síntomas y tratamiento

Qué es un TOC: síntomas y tratamiento

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) suele relacionarse con acciones repetitivas y obsesivas, pero también puede desarrollarse únicamente en un nivel mental, con pensamientos nocivos que torturan y persiguen a quienes los sufren

Qué es un TOC: síntomas y tratamiento
Qué es un TOC: síntomas y tratamiento
Natalia Garriga

Periodista

Hay una serie de clichés que, tras unos pocos años de concienciación, la cultura popular ha asignado a quienes sufren el llamado Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Quizás las imágenes más recurrentes muestran a personas que necesitan lavarse con excesiva frecuencia, que limpian su casa constantemente o que no pueden entrar en una habitación sin antes abrir y cerrar el interruptor varias veces. Pero los TOC van mucho más allá de eso.

Cómo saber si una persona tiene Trastorno Obsesivo Compulsivo

Muchas veces se usa el término para referirse a aquellas personas que les gusta el orden y la limpieza, y nada más lejos de la realidad. Se trata de trastorno crónico que se caracteriza por tener pensamientos incontrolables y recurrentes (obsesiones) que pueden llevar a las personas a tener comportamientos repetitivos (compulsiones).

El TOC no aparece de golpe, sino poco a poco como comportamientos normales que todo el mundo podría hacer, pero que con el tiempo irán empeorando. Este cambio suele estar desecandenado por algún acontecimiento, ya sea una pérdida cercana, una situación de abuso o una crisis personal. 

El TOC es un trastorno crónico con pensamientos incontrolables y recurrentes que pueden llevar a las personas a tener comportamientos repetitivos
 

Diferencias entre obsesión y compulsión

En estos dos conceptos está la clave para entender este trastorno, ya que uno muestra los síntomas y otro no. Como te decíamos, a algunas personas los pensamientos obsesivos les llevan a tener comportamientos repetitivos, pero a otras no, y eso no quiere decir que no sufran igualmente.

Por ejemplo, hay quienes sufren pensamientos sexuales y/o violentos que acuden a la mente, dejando a la persona que los tiene avergonzada e incluso asombrada de haber tenido siquiera ese pensamiento tan demoledor. Agredir a alguien, suicidarse o insultar a un conocido en público son algunas de las imágenes que pueden acudir a la mente de algunas personas. Esto no implica que éstas deseen realmente llevarlas a cabo.

Este es el ejemplo perfecto de una obsesión, que es un pensamiento, imagen, o miedo incontrolable e involuntario que se repite una y otra vez en la mente. Desafortunadamente, estos pensamientos son, a menudo, perturbadores.

En cambio, una compulsión es el ritual o acción que te hacen sentir impulsado a actuar una y otra vez. Por lo general, las compulsiones se realizan en un intento de hacer desaparecer las obsesiones, pueden ofrecer algo de alivio, pero solo por un tiempo. Serían, aquí sí, las veces que alguien abre y cierra la puerta antes de entrar, las veces que se limpia una superficie para poder comer o incluso repetir una rutina para que no le pase nada a tus seres queridos.

Los síntomas más claros de una obsesión son:

  • Miedo a la contaminación o a la suciedad
  • Dudar y tener dificultades para tolerar la incertidumbre
  • Necesidad de tener las cosas ordenadas y simétricas
  • Pensamientos agresivos u horribles sobre la pérdida de control y el daño a sí mismo o a otros
  • Pensamientos no deseados, incluida la agresión, o temas sexuales o religiosos

Por su parte, los síntomas más claros de una compulsión son:

  • Lavarse las manos hasta que la piel se vuelve áspera
  • Comprobar las puertas repetidamente para asegurarnos de que están cerradas
  • Revisar la cocina repetidamente para asegurarnos de que está apagada
  • Contar en ciertos patrones
  • Repetir en silencio una oración, palabra o frase
  • Arreglar objetos expuestos para que estén en minucioso orden
El miedo a contaminarse con gérmenes o suciedad es una de las obsesiones más comunes en el TOC
 

Qué tipos de TOC existen

Este trastorno, en el fondo, no es más que miedo y, por ello, hay infinidad de tipos de TOC, ya que todo en la vida puede representar un temor para una persona según sus circunstancias. Al hablar de los tipos de TOC, estaríamos hablando más bien de los tipo de obsesión, ya que los comportamientos concretos de después vendrán determinados por cómo sea ésta. En general, los tipos más comunes son:

  • Miedo a contaminarse con gérmenes o suciedad, o contaminar a otros
  • Miedo a perder el control y dañarse a sí mismo o a otros
  • Pensamientos e imágenes intrusivos sexualmente explícitos o violentos
  • Enfoque excesivo en ideas religiosas o morales
  • Miedo a perder o no tener cosas que pueda necesitar
  • Orden y simetría: la idea de que todo debe alinearse «a la perfección»
  • Supersticiones

Cómo ayudar a una persona con TOC

Cada persona es un mundo, por lo que puede haber formas muy distintas. Sin embargo hay dos factores comunes son claves a la hora de ayudar a una persona con Trastorno Obsesivo Compulsivo: ayúdale a buscar un profesional especializado y nunca hagas comentarios negativos o críticas sobre su situación, ya que puede empeorarlo considerablemente.

Si no se busca ayuda, los pensamientos obsesivos se van volviendo generalmente más fuertes y, por tanto, los rituales compulsivos se vuelves más exigentes y requieren más tiempo, con lo que se va creando un círculo vicioso que lo único que hace es generar ansiedad y estrés en quien lo sufre.

Y si a todo eso se le añaden los comentarios negativos del entorno, la situación puede ser mucho peor. Por tanto, no le regañes, no le prohibas realizar sus rituales e intenta ser paciente y amable, pero siempre apoyando a la persona y no al trastorno. Hay que ser consciente y comunicarle que tiene un problema para no seguir alimentándolo, pero la forma en la que se hace es muy importante. 

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) puede ser un lastre en el día a día para quienes lo sufren, ya que los pensamientos intrusivos y las acciones a las que los impulsan pueden ser aterradoras. Por eso acudir a un psicólogo especializado con una terapia personalizada es muy importante, ya que si no, los pensamientos pueden ir cada vez a peor.

Sobre el autor
Natalia Garriga

Periodista especializada en mindfulness, espiritualidad y salud mental. 

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído