• Home

  • Mente

  • ¿Cómo puede el perfeccionismo interponerse en tus hábitos?

¿Cómo puede el perfeccionismo interponerse en tus hábitos?

El perfeccionismo se suele entender como una virtud que ayuda a mejorar, pero para las personas que lo sufren diariamente puede llegar a ser algo negativo que se interpone incluso en la creación de sencillos hábitos

¿Cómo puede el perfeccionismo interponerse en tus hábitos?
¿Cómo puede el perfeccionismo interponerse en tus hábitos?

Algunas personas continúan con la creencia de que el perfeccionismo es una característica propia de personas responsables, proactivas y eficientes, considerándola positiva en el sentido de que mejora el desempeño en cualquier tarea.

Sin embargo, hace ya algún tiempo que el perfeccionismo está mostrándose tal y como es, lo que ha supuesto un cambio en la mentalidad de muchos de nosotros. Unos dejando de valorarlo como una buena característica de la personalidad y otros trabajando diariamente por equilibrar esta tendencia que tanto daño nos hace.

El perfeccionismo puede llegar a ser un problema y, si lo relacionamos con los hábitos, puede echar por tierra cualquier intento de adoptarlos o mantenerlos en el tiempo.

¿Qué necesitamos para adoptar un hábito?

Para que una acción aislada se convierta en una costumbre necesitamos una repetición consciente de la misma durante un número indeterminado de veces, que depende de muchos factores: hacerlo conscientemente, utilizando atención plena para notar qué funciona y qué no, que sea una acción alineada con nuestros valores y deseos y, además, trabajar simultáneamente otras cuestiones determinantes en el proceso, como la relación que tenemos con el tiempo, el autoconocimiento y la espiritualidad (esto último es muy personal, pero me gusta incluirla porque apoya el trabajo que se esté haciendo).

Necesitamos que esta acción a repetir sea sostenible en el tiempo y necesitamos también haber perdido –o tener en el punto de mira- el miedo a fallar, el miedo a perder el tiempo y el miedo a no hacerlo perfecto –entre otros-. Necesitamos motivación, certezas –o estar en paz con la incertidumbre- y aprender cómo opera en nuestro caso el perfeccionismo, la procrastinación, el autosabotaje, etc. Necesitamos, finalmente, hacer consciente lo inconsciente y empezar a caminar.

El perfeccionismo y la procrastinación pueden interponerse en los hábitos
 

¿Qué pasa con el perfeccionismo?

Si te consideras una persona perfeccionista, es posible que ya hayas empezado a notar que no siempre se trata de una ventaja. Por el contrario, puedes no intentar cosas que realmente quieres hacer por miedo a fallar. Puedes estar experimentando miedo a la crítica, a hablar en público, a ofrecer tu opinión. También puedes estar procrastinando de manera indefinida en tareas que necesitas hacer para no enfrentarte a tu propio juez interno.

Y también puedes pasar horas y horas repasando, corrigiendo, revisando o perfeccionando algo antes de darlo por concluido. Esto puede traer consecuencias como una mala organización del tiempo, dudas, indecisión, incumplimiento de plazos o insatisfacción crónica.

Sueles repetir frases como “para hacerlo mal, no lo hago”, relees mil veces un email antes de enviarlo y te produce tal desmotivación fallar en tus hábitos que abandonas antes de enfrentarte a tu propia opinión sobre tu desempeño.

Y aquí entra el perfeccionismo en los hábitos: ¿es una ventaja o una desventaja ser perfeccionista? No existe una respuesta correcta para esta pregunta porque apoyará o interrumpirá el trabajo en función de la persona, del grado de perfeccionismo, de la propia gestión que se haga de ese perfeccionismo, del momento vital y del hábito que se esté intentando adoptar.

Sin embargo, sí hay algo cierto y es que, sea como sea en tu caso, si eres perfeccionista, necesitas tener este rasgo en el plano consciente para asegurarte en la medida de lo posible de que apoya tu trabajo y no se convierte en tu peor obstáculo.

El perfeccionismo puede interponerse en tareas diarias básicas
 

El perfeccionismo es un obstáculo para mí, ¿qué puedo hacer?

Si ya has observado que el perfeccionismo supone un obstáculo en tu adopción de hábitos, es fundamental que hagas de esto un proceso consciente y aprendas a identificar cuándo te está frenando.

Por ejemplo, si quieres adoptar el hábito de hacer ejercicio y te has propuesto entrenar tres días a la semana, pero ya sabes que tu perfeccionismo no te permite “fallar” y que a la mínima falta va a echar por tierra tu motivación, ¡adelántate! Proponte entrenar menos días a la semana o gestiona por adelantado esa motivación.

Puedes invitarte a analizar que el progreso nunca es lineal y que un hábito no necesariamente debe repetirse todos los días o de forma perfecta. ¿Te has preguntado alguna vez dónde está la línea que separa tener integrado un hábito de no tenerlo? Es una línea inexistente que depende de tu percepción.

Recuerdo un proceso de coaching que guié hace unos años con una estudiante de música. Tenía planeado estudiar diariamente de una forma concreta y no encontraba la motivación para hacerlo, procrastinaba, encontraba excusas, no le apetecía ponerse con ello nunca. En el proceso descubrió que su problema no era la motivación, sino el perfeccionismo y, trabajado este punto, se reenamoró de su profesión, de su estudio y comenzó a integrar el hábito de tocar diariamente de la forma que más conectaba con ella.

Esto pasa con todos los hábitos y el perfeccionismo podría ser el obstáculo que te está impidiendo integrarlos con fluidez y paz mental. Por tanto, si eres demasiado perfeccionista y quieres dejar de serlo, estos consejos pueden ayudarte. Pero recuerda, también para eso deberás crear un hábito, no todo va a ser de la noche a la mañana.

Sobre el autor
Alejandra Rodríguez Spiritualwoman Spiritualmood

Hace ya algún tiempo que abandoné mi carrera como jurista para adentrarme en el apasionante mundo del desarrollo personal y el coaching. He escrito un par de libros, 'SlowLife, guía práctica para un auténtico cambio de vida' y '365 reflexiones paratu despertar', he creado algunas herramientas de autoconocimiento, como el diario Spiritual Time’, y soy Coach Profesional por la Universidad Autónoma de Madrid. Además, puedes encontrarme en Instagram @spiritualwoman, en mi página web https://alejandrarodriguezmartin.com/, ¡y por aquí! Donde escribo todos los meses.

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído