Tal vez sean los síntomas más molestos de las gripes y de los resfriados. La mucosidad y la congestión nasal nos hacen la vida imposible cuando llega el frío y nos enfrentamos a cambios de temperatura bruscos entre el interior y el exterior: los catarros nos impiden respirar con normalidad y pueden convertir nuestras noches en una verdadera pesadilla.

Para evitarlo, muchos de nosotros hemos recorrido típicamente a algunos esprays nasales que logran descongestionarnos al instante y que nos permiten volver a respirar con normalidad durante horas y dormir toda la noche del tirón. Sin embargo, también es habitual que el remedio acabe convirtiéndose en la raíz de un nuevo problema: nos volvemos adictos a los esprays y ya no somos capaces de respirar sin ellos.

Así que, a pesar de que pueden ser una buena solución si se utilizan de forma muy puntual y respetando al pie de la letra la posología e indicaciones marcadas, lo mejor es que recurramos a soluciones más naturales e inocuas para conseguir destapar la nariz. Por ejemplo, el clásico remedio de la abuela de colocar una cebolla medio cortada encima de la mesita de noche  o utilizar productos especialmente diseñados para limpiar la nariz de forma natural y sin alterar ni irritar la mucosa nasal.

En ese sentido, y sin ningún tipo de duda, la solución de agua de mar es la estrella de los productos naturales descongestionantes.

Las virtudes del agua de mar

Las virtudes al agua de mar

Los griegos y los romanos ya utilizaban este líquido que baña nuestro planeta como remedio natural para múltiples infecciones y que destaca por contar con una composición mineral similar a la de nuestro cuerpo.

El agua de mar es rica en oligoelementos y contiene todos los minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestras células, por eso nos ayuda a equilibrar y a alcalinizar el organismo, a potenciar el sistema inmunitario, a favorecer el tránsito intestinal, a mejorar la salud de la piel, a combatir el estrés o a mejorar nuestro estado de ánimo.

Todos hemos experimentado un estado de relajación mayor después de haber tomado un baño en el mar; una piel más bonita y limpia de impurezas después de pasar un día en la playa; o una mejora significativa de nuestro sistema circulatorio y de la pesadez de piernas después de un paseo en la orilla del mar.

Todos estos beneficios del contacto externo de nuestro cuerpo con el agua de mar también son similares a los que podemos experimentar a nivel interno: sus propiedades hacen que la solución de agua de mar pueda utilizarse como un activo imprescindible de productos diseñados específicamente para la limpieza interna de nuestro cuerpo.

ORI STERIMAR

Descongestión nasal con una solución de agua de mar

A diferencia de los agresivos esprays nasales que comentábamos, las soluciones de agua de mar ayudan a respirar y a limpiar en profundidad nuestras vías nasales sin los indeseados efectos secundarios de estos. Esta solución natural mejora la función de la mucosa nasal, proporcionándole la humedad adecuada, ayuda a la eficacia del tratamiento de las vías respiratorias y restablece el equilibrio fisiológico de la mucosa nasal alterado por traumatismos, procedimientos diagnósticos o quirúrgicos.

Por todo ello, además de ser un gran remedio en caso de afecciones de las vías respiratorias, también representa un gran método para la higiene nasal diaria de adultos, niños y bebés, así como para la limpieza nasal en caso de alergia.

¿Cómo puede ayudarnos?

  • Descongestiona: reduce los síntomas de catarros, resfriados y congestión nasal, así como la secreción nasal, la tos seca y la obstrucción.
  • Reduce el riesgo de complicaciones: en infecciones de vías altas, contribuye a disminuir el uso de medicamentos y días de enfermedad, mejorando el estado general.
  • Alivia los síntomas nasales crónicos de la sinusitis, mejora el retardo del aclaramiento mucociliar en caso de rinosinusitis y reduce, e incluso puede eliminar, los síntomas típicos de la rinitis alérgica como obstrucción nasal, picor, rinorrea y estornudos.

De entre los distintos esprays de solución agua de mar que podéis encontrar en el mercado, nosotros os recomendamos Sterimar: esta solución está compuesta por agua de mar de alta pureza y calidad procedente de la Bahía de Cancale, en la costa francesa, recogida a 5 metros de profundidad y a 20 kilómetros de la costa de Bretaña, una zona que se caracteriza por la presencia de altas mareas, que oxigenan el agua constantemente, y por el cultivo de ostras, que se encargan de filtrar el agua para alimentarse del plancton que contiene. El agua extraída del mar se somete a un estricto control y tratado para conseguir una solución muy superior en oligoelementos al suero salino fisiológico, que contiene únicamente cloruro de sodio o bicarbonato.

Además de su pureza, la pulverización fina, la presión suave, el aplicador anatómico y la válvula anti-reflujo de los envases de Sterimar nos han convencido para otorgar a la marca el Premio a la Mejor rutina higiénica en los IV Premios Objetivo Bienestar, celebrado el pasado 22 de noviembre en Madrid.

Disfrutad de una nariz más limpia y volved a respirar hondo con las soluciones de Sterimar para la higiene y el bienestar, las específicas para la alergia o las diseñadas para la salud nasal del bebé (elaborada con agua de mar estéril en solución isotónica con oligoelementos). ¡Y feliz invierno!