• Home

  • Sostenibilidad

  • Juguetes ecológicos y sostenibles pensados para cuidar del Planeta (y de tus hijos)

Juguetes ecológicos y sostenibles pensados para cuidar del Planeta (y de tus hijos)

Un mundo sostenible no puede pensarse sin los más pequeños. Las que serán las futuras generaciones ya empiezan a ser educadas con juguetes ecológicos, naturales y libres de plásticos. Una manera alternativa de jugar y aprender sin dejar de lado el mediomabiente.

Juguetes ecológicos y sostenibles pensados para cuidar del Planeta (y de tus hijos)
Juguetes ecológicos y sostenibles pensados para cuidar del Planeta (y de tus hijos)
Sara Roqueta

Sara Roqueta

Periodista

Pensar en los juguetes nos conecta de inmediato con ese primer avioncito de papel que alguien construyó para nosotros. Con el tiempo, aprendimos a hacerlo por nosotros mismos. Luego llegaron las Navidades, los cumpleaños y otras celebraciones en las que recibíamos regalos por un tubo. ¡Envoltorios y más envoltorios! Ahora, en plena ola medioambiental, muchos adultos se plantean cómo revivir en sus hijos o sobrinos el espíritu de lo natural y “lo verdadero”, dejando atrás el consumo desmedido de muñecos, la mayoría de los cuales acaban en vertederos por los que se asoma la cabeza de un peluche que ya no les gusta nada de nada. Así que sí, la cultura del usar y tirar que tanto afecta a nuestro planeta también pasa por el sector juguetero. Ya ha quedado claro que el efecto nostálgico ‘Toy Story’ no solo ocurre en la gran pantalla. Pero ¿cómo apostar por un modelo alternativo en el ámbito de la juguetería?

Lo primero es conocer que, desde 2019, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) premia la sostenibilidad. De hecho, fue en ese mismo año cuando se reveló la incorporación de tres nuevas categorías en los premios que celebra. Y, redoble de tambores, porque una de ellas reconoce el mejor juguete para un mundo más sostenible. Esto ya nos lleva a pensar que, desde entonces, muchas firmas jugueteras se han puesto, literalmente, las pilas por conseguir un juguete que no solo transmita valores y fomente la imaginación, sino que sea lo más sostenible posible.

¿Y qué es un juguete sostenible? Una pregunta que se responde casi sola, gracias al despliegue de iniciativas que están surgiendo en materia medioambiental. Lo principal, sin duda, es que los materiales utilizados en la elaboración del producto sean lo más naturales posibles o provengan de otros reciclados.

Las materias primas naturales, no tóxicas y biodegradables forman parte de las alternativas al juguete recubierto con elementos plásticos.

Bajo esta premisa, encontramos un buen ejemplo en la marca de juguetes naturales Oli&Carol ha lanzado una nueva colección de mini mordedores de caucho: los Chewy-To-Go. Se trata de unos mordedores de tamaño reducido, aptos para recién nacidos (0+), cuyas formas se inspiran en la naturaleza y también reversionan las populares figuras de frutas y verduras de la marca.

Además, cada Chewy-To-Go está hecho con caucho 100% natural y pintado a mano, uno por uno, por artesanos expertos y con pigmentos naturales. Para más detalles, esta firma también apuesta por una producción y consumo libre de plásticos.

chewy to gook

Mini mordedores de Oli&Carol

Las materias primas naturales, no tóxicas y biodegradables forman parte de las alternativas al juguete recubierto con elementos plásticos que desde hace décadas lleva comercializándose. Sin embargo, no siempre fue así. Ya sabemos que hace siglos cualquier elemento de la naturaleza; una piedra, dos ramas, eran suficiente para pasar un buen rato.

Más cerca de nosotros incluso. ¿A caso la Rayuela o la comba no son de los primeros juegos que nos enseñan a disfrutar de nuestro tiempo libre? ¡Y es tan poco lo que se necesita! Sin embargo, la tendencia consumista a lo largo del XX, y principios del XXI, ha influido en el número de menores que ya padecen el síndrome del niño hiperregalado. Es decir, niños consentidos, que como indica el sociólogo Francesc Núñez, «no aprecien los regalos, pierdan la ilusión y se vuelvan caprichosos, egoístas y consumistas».

Diversión natural y ecológica

Para los niños de hoy en día, los llamados generación Alfa (nacidos a partir del 2010), ya se buscan otras vías de diversión relacionadas con lo natural. Son muchos los padres que buscan en su memoria hasta dar con ese juguete tradicional, hecho de madera, que a ellos les sirvió en la infancia y que ya quieren utilizar para sacar a sus hijos del bucle de las pantallas.

De hecho, es curioso pensar que justo en los años treinta del siglo pasado, Lego ya fabricaba sus primeros juguetes con madera. Fue en los años cincuenta cuando la firma danesa, subida al barco de la globalización y el expansionismo, decidió incorporar el plástico en sus icónicas piezas. Eso sí, según parece, para 2030, se ha propuesto que el material con el que se construyen sus bloques de colores proceda de botellas recicladas o plásticos de fibras de plantas. Un paso en materia de sostenibilidad al que ya se suman muchas otras firmas.

Por ejemplo, este mismo año, la empresa juguetera Mondo ha decidido incorporar en su catálogo dos nuevos productos medioambientalmente sostenibles: Bioball y RenewToys. ¿Qué les hace especiales?

Bioball es un balón fabricado con BIO libre de ftalato que reemplaza el 50% de la materia prima proveniente de combustibles fósiles por un nuevo material de origen vegetal y renovable. Por otro lado, Renew Toys es el nuevo set de cubos fabricado usando materiales plásticos reciclados de la cadena de suministro de comida previa al consumidor.

mondo

Renew Toys, de Mondo

Lo más interesante, si muchas más firmas se suman a este tipo de investigaciones en materiales eco, es la cantidad de emisiones de C02 que se producían reducir y que solo hacen que aumentar la temperatura de nuestro Planeta. El llamado calentamiento global del que Trump desconfía, pero que ya nos está anunciando que el mundo es finito. Pero la idea de mejorar nuestra relación con Planeta, en ocasiones, es algo que todavía se queda en el ámbito de los adultos.

Más peligroso que el greenwhasing es no saber transmitirles a los más pequeños el gran legado: que ellos también deberán cuidar del medioambiente.

Quizá, pasarlo bien desde una edad temprana con juguetes ecológicos, concebidos con respeto por el ecosistema y que ellos lo sepan, es una forma de ayudar a los menores a disfrutar del presente, pero también a pensar en un futuro que obligatoriamente ya pasa por la conciencia medioambiental.

“Aprender a proteger el medioambiente mientras juegan” es, junto a “Todos somos animales”, uno de los grandes lemas que proyecta Wenimals. La firma, encargada de crear divertidos juguetes en forma de animales es el ejemplo de cómo trabajar de forma local y con materiales sostenibles o reciclados.

¿El objetivo de Wenimals? “Reducir la contaminación y, en consecuencia, educar a los más pequeños en la importancia de la consciencia medioambiental y el cuidado de los animales y su entorno”, explican desde la marca.

Los más peques pueden elegir entre ciervos azules, rinocerontes rosas, osos panda, todos ellos cobran vida en forma de peluches de ganchillo, dou dous, libros infantiles o elementos decorativos para la habitación.

Wenimals

Wenimals

A todas estas empresas ya mencionadas, no podemos dejar de citar las múltiples actividades que se pueden hacer al aire libre, sin la necesidad de utilizar juguetes, y que también les divierten muchísimo. En ocasiones, un paseo por la playa, una gymkana o una obra de teatro son suficiente para sacar a los más pequeños del ritmo de vida acumulativo.

Este tipo de regalos, más enfocados en la experiencia, como ir al cine o visitar un museo, también pueden enseñarles que en el mundo existen alternativas y que no todas pasan por lo material.

Por último, no olvides dejarles descubrir a su manera. “Al jugar los niños, rodeados de un mundo de gigantes, crean uno pequeño que es el adecuado para ellos; en cambio el adulto, rodeado por la amenaza de lo real, le quita horror al mundo haciendo de él una copia reducida”, una reflexión con la que el filósofo alemán, Walter Benjamin, nos acerca su teoría más materialista sobre cómo a través de los objetos los niños comienzan a experimentar con el mundo del mañana. Así que, ya que nos ponemos, démosle aquellos que miran hacia un futuro sostenible.

Descubre más sobre:

Lo más leído

Nos vamos de shopping

  1. Qué ropa llevar en la maleta perfecta de vacaciones
    icon-shopping moda

    Qué ropa llevar en la maleta perfecta de vacaciones

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. Bebe agua filtrada
    shopping icon sostenibilidad

    Descubre los 5 mejores filtros de agua para tu hogar

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. No te olvides del protector solar
    shopping icon salud

    Estos son los mejores protectores solares para tu piel

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  4. Este verano, ¡rosa en tus uñas! Luce manicura con estos esmaltes ecológicos
    shopping icon beauty

    Este verano, ¡rosa en tus uñas! Luce manicura con estos esmaltes ecológicos

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​