¿Tienes fuertes dolores pélvicos durante la menstruación? Si bien es cierto que durante el período de sangrado muchas mujeres sufren de dismenorrea, hay que prestar mucha atención al origen de esta. De hecho, la endometriosis es una enfermedad que sufre 1 de cada 10 mujeres y gran parte de ellas no están diagnosticadas. No debemos confundir las menstruaciones dolorosas con el intenso dolor pélvico fruto de la endometriosis. Pero, ¿cómo diferenciarlos?

Cada mes, el endometrio, que es el tejido que recubre el interior del útero por dentro, crece para dejar espacio al óvulo que podría ser fecundado. Durante el ciclo menstrual sufre cambios en respuesta a las hormonas y acaba desprendiéndose durante la menstruación de forma natural. Pero, en caso de las mujeres con endometriosis, uno o varios focos de tejido endometrial se sitúan fuera de la cavidad del útero produciendo sangrados (similares a la menstruación) en partes del cuerpo donde no deberían, como la cavidad pélvica, las trompas uterinas o los ovarios, lo que produce dolor e inflamación.

¿Qué es la endometriosis? Las mujeres pueden sufrir fuertes dolores pélvicos cuando el endometrio, que en condiciones normales solo debe crecer en el interior del útero, se extinde fuera de este. 

 

Síntomas de la endometriosis

Como ya hemos explicado, el dolor pélvico es el principal síntoma de la endometriosis. Es cierto que, dependiendo de la localización y el número de focos, la severidad de la enfermedad variará en cada mujer. Lo que sí suele ocurrir es que, como el tejido endometrial reacciona a los cambios en los niveles hormonales, los síntomas empeoran durante la menstruación, pero mejoran durante el embarazo o la menopausia, cuando las hormonas no estimulan estos focos de tejido endometrial.

Los síntomas no son regulares y van cambiando a medida que avanza la enfermedad. En las primeras etapas los síntomas suelen ser más leves y confundirse con dolores comunes sin asociarse a una enfermedad grave como la endometriosis. Una vez que la enfermedad va avanzando, si observas que los síntomas comienzan a ser más severos es el momento de acudir a un especialista para que detecté si realmente padeces endometriosis.

Otros posibles síntomas incluyen:

  • Calambres menstruales dolorosos
  • Dolor durante o después de las relaciones sexuales
  • Dolor en los intestinos o parte baja del abdomen
  • Períodos con flujo intenso
  • Manchas o sangrado entre períodos
  • Síntomas gastrointestinales o digestivos
  • Fatiga o falta de energía

Endometrosis

¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

Lo primero es acudir a un o una profesional de la salud para que evalúe los síntomas e historia clínica. La única forma de saber con certeza si se tiene endometriosis es con cirugía. Para diagnosticar la endometriosis se usa una laparoscopia. Este tipo de cirugía utiliza un laparoscopio, un tubo delgado con una cámara y luz. El cirujano inserta el laparoscopio a través de un pequeño corte en la piel. El profesional de la salud podrá hacer un diagnóstico basado en cómo se ven los parches de endometriosis. También puede hacerse una biopsia para obtener una muestra de tejido.

Muchas mujeres se preguntan si la endometrisis influye en su fertilidad. Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, de un 30 % a un 50 % de las mujeres con endometriosis pueden experimentar infertilidad. La endometriosis puede influir en la fertilidad de varias maneras, pero con un tratamiento adecuado son muchas las mujeres que finalmente pueden tener hijos o hijas.

Pero, ¿cómo tratar la endometriosis? El tratamiento para la endometriosis generalmente incluye medicamentos o cirugía, aunque un estilo de vida relajado y una alimentación saludable y antiniinflamatoria pueden ayudar a paliar fuertemente los síntomas.