¿En qué consiste el mindfulness?, ¿es lo mismo que meditar?, ¿cómo me puede ayudar en mi vida?, ¿cuáles son los ejercicios básicos para practicarlo? Estas son algunas de las interrogantes que se nos vienen a la mente cuando escuchamos hablar del mindfulness.

Para definirlo un poco, se trata un concepto psicológico en el que la concentración de la atención y de la conciencia lo es todo. Pero… ¿qué significa esto realmente? Para su creador Jon Kabat-Zinn significa “prestar atención de manera intencional en el momento presente, sin juzgar”; es decir, estar conscientes en todo momento de nuestra existencia, de cada momento, pensamiento, emoción y poder sentir esas pequeñas cosas del día a día.

 

¿Mindfulness es meditación?

Aunque vayan de la mano, hay que aclarar que no son lo mismo; por un lado el mindfulness es un estado de la mente, y por el otro, la meditación es el proceso que utilizamos para llegar a ese estado.

El mindfulness o atención plena es un estilo de vida que te permite saber cómo disfrutar de cada momento. Practicar la atención consciente nos permite aprender a reaccionar en el momento exacto, es reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, y así, ver las enormes posibilidades que tenemos en la vida. Para ayudarte con esta terapia alternativa, no dejes de ver 10 reglas del mindfulness que harán que tu vida sea más plena…siguiendo estos sencillos pasos ¡notarás una gran diferencia!

Si quieres iniciarte en esta práctica, y aprovechar todo los beneficios que aporta, tenemos una guía fácil para principiantes, en donde encontrarás los tips básicos que necesitas saber.

 

Cuánto, cuándo y dónde practicar el mindfulness

Para llegar al estado de conciencia plena debemos practicar diariamente la meditación. También, hemos de empezar con sesiones cortas (de 10 a 15 minutos) mientras no dominamos la técnica, y luego, lo iremos aumentando paulatinamente hasta llegar a media hora al día.

El mejor momento para ponerlo en práctica es a primera hora de la mañana, sólo procura no estar adormecido y tener todos tus sentidos 100% activados.

En cuanto al lugar ideal para practicarlo, es aquel que esté libre de ruidos y distracciones, en el que te sientas cómodo. Puede ser en lugares abiertos como parques y jardines o en la comodidad de tu casa. Eso ya depende de ti.

 

Ejercicios básicos

Lo importante de este estilo de vida es que podamos desconectar de las situaciones que nos generan estrés y ansiedad, que dejemos de vivir en modo piloto automático y nos detengamos a pensar, disfrutar y sentir cada momento de nuestras vidas.

Lo más leído