La mayoría de veces, cuando un embarazo no acaba de llegar, la pareja se frustra y tiende a disminuir el deseo y la frecuencia de las relaciones sexuales, algo que resulta contraproducente para su objetivo. Los deseos de conseguir un embarazo a toda costa provocan que muchas parejas orienten sus relaciones sexuales solamente hacia ese propósito y se acaban convirtiendo en actos rutinarios y monótonos. En estos casos el sexo se convierte en una tarea, cosa que no ayuda porque, desde un punto de vista médico, es aconsejable mantener una vida sexual activa, sana y satisfactoria para incrementar las posibilidades de quedar embarazada.

El centro internacional en reproducción asistida Institut Marqués ha puesto a disposición de todas las parejas quieren un hijo, la posibilidad de asistir a un innovador taller con clases de sexo y erotismo para parejas que buscan el embarazo.

 

Talleres de expertos en terapia sexual

Estas sesiones se celebrarán en la clínica de Institut Marquès en Barcelona de forma regular. Tendrán una duración de dos horas y serán impartidas por profesionales de la empresa Sex Academy con expertos en sexología, terapia sexual y de pareja. El primer taller será el próximo viernes 13 de diciembre y está abierto a todo el mundo, aunque se debe acudir en pareja, y sólo es necesario inscribirse a través de la web del taller.

Masajes eróticos, juegos y juguetes, fantasías o sexo oral son algunas de las técnicas que se trabajarán en estos talleres. Su objetivo es proporcionar recetas para conectar con el placer si el embarazo no llega y recuperar el deseo y la excitación sexual entre la pareja.

Relaciones sexuales en pareja

No quedar embarazada en poco tiempo frustra el sexo

Hasta hace poco, se daba por sentado que tener relaciones en los días cercanos a la ovulación y tomar ácido fólico para reducir el riesgo de alteraciones en el futuro bebé era suficiente para asegurar el embarazo. Pero ahora, los médicos alertan del peligro de obsesionarse si éste no llega y que se esfume el deseo y la frecuencia del sexo en pareja. Lo explica la doctora López-Teijón, directora de Institut Marqués.

Muchas mujeres creen que se van a quedar embarazadas el primer mes, y si no lo consiguen, empiezan a generar ansiedad empeorando la calidad y la cantidad de coitos. Las parejas tienen relaciones con menor frecuencia a medida que aumenta su deseo de embarazo

 

Salas eróticas para hombres

Institut Marquès también tiene en cuenta la importancia de la excitación sexual durante los tratamientos de reproducción asistida. Por ello ha implantado en todas sus clínicas el Erotic Personal System y ha convertido sus salas de obtención de muestras de semen en espacios agradables y eróticos.

Para ayudar a que el hombre se sienta cómodo y consiga su máxima excitación sexual, son habitaciones insonorizadas, higienizadas, con una decoración sugerente y un sistema de ventilación especial donde los futuros padres se pueden relajar sin prisas ni interrupciones. En su interior pueden hacer uso de masturbadores en forma de vagina de silicona y ver vídeos de realidad virtual con unas gafas especiales de 360º.

Todo esto es importante porque otro dato curioso a tener en cuenta es que los hombres que no buscan un embarazo eyaculan, de media, 3,2 veces por semana. Pero cuando ya llevan un año intentándolo, la cifra disminuye a 2,6 veces y cuando ya son dos años sin éxito en tener un hijo, solo 1,2 veces.

El grado de excitación sexual masculina incide directamente en la calidad del semen. Esta también mejora cuando se incrementa el número de eyaculaciones. Y es evidente que mejorar la calidad y la frecuencia de las relaciones incrementa las posibilidades de embarazo