Como regla general se deben comer por lo menos cinco porciones de verduras al día, incluyendo las de hoja verde, que son de las más saludables. Mientras estén cocinadas de forma sana, las verduras de hoja verde, como otras verduras sin almidón, son un gran aporte a la dieta y ofrecen un sinfín de beneficios para la salud. Entre las más saludables se encuentran estas tres:

1.- Espinaca. Esta verdura de hoja verde oscuro es uno de los alimentos más ricos en nutrientes del planeta. Debido a su alto contenido en fibra y a sus bajas calorías, la espinaca puede ayudar a controlar la diabetes y es útil para bajar de peso. Es una fuente de antioxidantes, incluyendo vitamina C, beta-caroteno y luteína, que ayudan a mantener la salud de los ojos, el cabello y la piel.

2.- Lechuga. Existen varios tipos, pero todos ellos son los vegetales de hojas verdes más bajos en calorías, especialmente recomendados para adelgazar. Algunos tipos, como la romana, de hoja verde o de hoja roja son efectivas fuentes antioxidantes que ayudan a prevenir la artritis, las cataratas y la degeneración macular. También contienen gran cantidad de potasio, que interviene en la presión arterial y previene la osteoporosis.

3.- Escarola. Es una verdura de hoja verde que se puede utilizar en ensaladas o como acompañamiento. Al igual que las otras verduras, la escarola es muy baja en calorías, lo que hace que sea un buen alimento para hacer dietas. Como la lechuga, es rica en potasio, pero también es una fuente de vitamina K, que puede prevenir las fracturas óseas.