Llegamos al mundo mirando. Esto y aquello. Al día nos cruzamos con decenas de ojos: cansados, despiertos... algunos reforzados por el toque de un sútil maquillaje. Y entonces, una pincelada sobre la superficie del párpado o la aplicación de un buen corrector pueden convertirse, radicalmente, en el mejor look de la semana. Siempre y cuándo sepamos aplicar las técnicas adecuadas para resaltar aquellos rasgos que nos hacen diferentes al resto.

Pero, realmente, después de años frente al espejo, de pruebas y errores, de intentar luchar con esa raya de ojo inestable... ¿sabemos realmente cuáles son los métodos de maquillaje que mejor nos sientan? Hay quien no tiene tiempo, quien no quiere dedicárselo o quien, directamente, no conoce los trucos base, el catálogo de los catálogos, de cómo hacer que tus ojos se conviertan en esa "mirada de ensueño" que la maquilladora profesional Bobbi Brown muestra en su 'Manual de maquillaje de ojos' (Kitsune Books).

De hecho, Brown es considerada como una de las maquilladoras de referencia en Hollywood, haciendo evidente la importancia que tiene el color y la luz en el rostro de personalidades públicas como Michelle Obama. Pero el maquillaje no es solo cuestión de celebrities que miran a cámara en rodajes de más de ocho horas. Cualquiera, si se lo propone, puede comenzar el día aplicándose un look sencillo, brillante, bronceado o incluso ahumado.

A través de este 'Manual de maquillaje de ojos', Bobbi Brown invita a la experimentación con nuestros propias manos. La idea es que, al fin y al cabo, tus ojos sean el centro de atención. Pero, ¿cómo lo hacemos? Para ello, la maquilladora nos sumerge en un infinito mundo de técnicas que van desde el tipo de brochas que utilizamos hasta el uso que hacemos de materiales como el corrector, la sombra de ojos, el delineador o el rizador de pestañas. Ella misma confiesa en su libro: 

"A menudo me preguntan cuál es el producto de maquillaje sin el que no puedo vivir. Siempre respondo que el corrector y el antiojeras. Cuando te los pones pareces menos cansada, más llena de energía y resplandeciente. Por eso los llamo el secreto del universo".

Más de 50 fotografías a color, centenares de productos y diez estilos de maquillaje componen esta guía dedicada tanto a expertos y expertas en el maquillaje como a aquellas personas que quieran iniciarse en el mundo de las sombras y el eyeliner. Es cierto que no es fácil, más cuando partimos desde el desconocoimiento, pero Bobbi Brown nos desvela algunas trucos para convertir nuestra mirada en aquella que enamoró al público en 'Tener y no tener' (1944) cada vez que la actriz estadounidense Lauren Bacall miraba a cámara. Quizá todo es ponerse.

Porque, como explica la maquilladora, tener una mirada bonita no solo depende de la sombra que utilicemos. Aunque hay colores que resaltan más que otros, existen factores externos, lejos de la superficie del maquillaje que también influyen en el aspecto de nuestros ojos. Esos que lo ven todo, pero a los que muchas veces no les dedicamos el suficiente tiempo. Hasta que aparecen las ojeras, las bolsas y nos vemos de pronto, como un pintor y su brocha, buscando la solución más inmediata, más exacta, con la que poder cubrir el último insomnio o esa noche de excesos.

Y es que, los hábitos de sueño, la alimentación y los ingredientes de los productos que utilizamos en nuestro día a día también influyen en el aspecto de nuestros ojos. Beber más agua, comer muchas frutas y verduras, evitar las comidas procesadas y saladas, irse a la cama más temprano y hacer ejercicio con regularidad ayudan a tener unos ojos más brillantes. Algo que no todos ni todas consiguen, por mucho que reaparezcan en enero esas largas listas de propósitos en materia de salud, bienestar y otros objetivos personales. Más allá de las promesas, mientras tanto, siempre nos quedarán estos trucos de maquillaje que Bobbi Brown desvela para conseguir una mirada de ensueño:

Utiliza una pequeña cantidad de crema de ojos hidratante
1/6

Utiliza una pequeña cantidad de crema de ojos hidratante

Antes de aplicar el corrector y el antiojeras, es muy importante colocarnos una pequeña cantidad de crema de ojos hidratante. Hay que asegurarse de que la piel absorbe la crema y que no sea demasiado grasa, de lo contrario, el maquillaje no cuajará.

Da pequeños toques con el dedo para que el corrector se mezcle con la piel
2/6

Da pequeños toques con el dedo para que el corrector se mezcle con la piel

Aunque son muchos los tipos de pinceles que nos ayudan a extender el maquillaje, es más adecuado aplicar el corrector con nuestras propias manos. Para ello es necesario hacerlo con pequeños toques ayudando a que el corrector se mezcle con la piel. Nunca aprietes o tires de la piel delicada que rodea los ojos: aplica y masajea con suavidad. 

Además, usar polvos de tono amarillo pálido o blanco transparente encima del corrector antiojeras te ayudará a fijarlo mucho más rápido.

El color de las cejas debería combinar con el del pelo
3/6

El color de las cejas debería combinar con el del pelo

"Unas cejas bien arqueadas enmarcan el ojo y te aportan elegancia y definición. También realzan la mirada instantáneamente", Bobbi Brown   

Es necesario tener en cuenta a la hora de comenzar a maquillarnos, el poder que tienen las cejas en nuestra mirada. Y es que, el color de las cejas debería ser similar al del pelo. Si tienes el pelo negro utiliza un tono un poco más suave, como un marrón oscuro. Si eres rubia, tus cejas deberían ser claras, pero del mismo color que el pelo.

Si tienes zonas sin pelo que no hayas arreglado con los polvos, rellénalas con la ayuda de un lápiz de cejas del mismo tono del pelo o de las cejas.

Escoge una sombra que realce tu color de piel natural
4/6

Escoge una sombra que realce tu color de piel natural

Es importante conocer nuestro color de piel para después aplicar los tonos que mejor se adecuen. Las mujeres con la piel clara deberían utilizar sombras de colores blancos o hueso, mientras que las mujeres de tez más oscura deberían escoger tonos de color plátano o melocotón.

Para crear un ojo infalible, aplica la sombra de ojos por capas del tono más claro al más oscuro. Empieza con la sombra más pálida como base, después aplica un segundo tono y por último el más oscuro.

Las sombras en polvo son las mejores para las principiantes. Se mezclan con más facilidad que las sombras en crema y, si cometes un error, son fáciles de corregir.

Aplica el delineador desde el el exterior del ojo hacia el interior
5/6

Aplica el delineador desde el el exterior del ojo hacia el interior

Para que el maquillaje quede perfecto no podemos olvidar el uso de un buen delineador de ojo. Existen muchos tipos, desde lápices hasta polvos y geles y cada uno produce un efecto distinto. Lo que no cambia, en ningún caso, es el proceso de aplicación al que deberíamos dedicarle tiempo a través de estos pequeños pasos:

  • Para asegurarte de que el delineador destaque, aplícalo siempre después de la sombra de ojos.
  • No olvides que, la parte más gruesa de la línea siempre debería ser la de la parte exterior del ojo, mientras que la más fina deberá ser la del interior. Este truco realza y destaca la forma del ojo.
  • Asegúrate de que la línea superior se vea cuando tienes los ojos abiertos. 
  • Si también quieres delinearte la línea inferior de las pestañas, recuerda que debe ser una línea mucho más suave que la del párpado superior.
Riza siempre las pestañas antes de aplicar la máscara
6/6

Riza siempre las pestañas antes de aplicar la máscara

El rizador de pestañas es una herramienta ideal para abrir la mirada. Rizarlas ayuda a crear un maquillaje más dramático.

Para evitar que la máscara de pestañas se emborrone, asegúrate de no llevar demasiada crema en el párpado o debajo de él. Si utilizas sombra de ojos en crema o un delineador en gel o de tinta, asegúrate de que el maquillaje se haya secado antes de darte la primera capa de máscara.

COMPRAR EN CASA DEL LIBRO
      COMPRAR EN AMAZON