La comunicación es lo que hace que gire el mundo, aunque nadie sabe muy bien cómo funciona. Cada día preguntamos, leemos, escuchamos, debatimos o nos mordemos la lengua, pero no disponemos de las herramientas necesarias para mejorar nuestra forma de comunicar. En El pequeño libro de la comunicación eficaz, de Mikael Krogerus y Roman Tschäppeler, nos explican 44 teorías y consejos para saber cómo gestionar mejor nuestra comunicación en las relaciones personales o en el entorno laboral.

Desde cómo hacer un buen discurso hasta cómo disculparse o cómo hablar con los niños, el libro sirve de guía para explicar las teorías comunicativas más conocidas de la historia y extraer trucos prácticos para aplicarlos en la actualidad. Además, el libro ha adquirido otra dimensión y se ha convertido en una exposición del museo de la comunicación de Berna, en Suiza, que se puede visitar hasta 2030.

 

COMPRAR EN CASA DEL LIBRO
      COMPRAR EN AMAZON      

Cómo hablar con tu equipo de trabajo
1/7

Cómo hablar con tu equipo de trabajo

Los buenos jefes sacan lo mejor de sus empleados o intentan explotar al máximo su potencial. Pero, ¿cómo lo consiguen? No existe una respuesta universal porque las circunstancias siempre son distintas, pero existen unas reglas que se pueden aplicar:

1. No critiques

No te pases con las críticas, no destruyas nada que no seas capaz de construir. Utiliza siempre el “nosotros”, sobre todo si el equipo ha hecho algo mal.

2. Elogia, pero no en exceso

Tampoco te pases con los cumplidos, pero valora el buen trabajo de tu equipo.

3. Predica con el ejemplo

Las palabras tienen que venir respaldadas por hechos, si para ti es importante la puntualidad y la amabilidad, entonces sé puntual y amable.

Cómo hacer un buen discurso
2/7

Cómo hacer un buen discurso

El filósofo Aristóteles escribió en su obra Retórica que un buen orador debe controlar tres cosas: el argumento (logos), la presentación (ethos) y la audiencia (pathos). También dio una serie de recursos retóricos para crear buenos oradores:

1. Anáfora: Repetición de una fase, algo típico en los discursos políticos: “Exijo justicia”

2. Inversión: Invierte el orden habitual de las palabras. “Infinito es su dolor” en vez de “su dolor es infinito”

3. Ironía: Decir una cosa cuando quieres decir justo lo contrario: “Me encanta este atasco”

4. Preguntas retóricas: Cuestiones que son afirmaciones: ¿Cuántas veces tengo que repetirlo?

5. Analogías: Comparaciones.

6. Antítesis: Una idea que contrasta para producir tensión: “Era guapo, fuerte e… infeliz”

Salir airoso de una discusión
3/7

Salir airoso de una discusión

La mayoría de técnicas defienden que la buena comunicación tiene que ver con la cooperación, pero a veces lo mejor es justo la contrario, sobre todo si quieres ganar una discusión.

1. Nunca dudes cuando discutas

Si no estás seguro de algo, intenta que los otros no lo noten. La duda y la vacilación diluirán tus argumentos. Mantente firme en tu opinión, aunque no estés seguro de lo que dices.

2. Habla menos

No intentes convencer a los demás hablando por los codos. Cuánto más lo hagas, más mediocres parecerán tus argumentos.

3. Hazte el tonto

Haz que tu adversario se siente inteligente, se sentirá confiado y dejará de prestar atención, luego podrás atacarlo. Esta es una de las estratagemas más viejas del mundo.

4. Date por vencido

Una retirada a tiempo es una victoria. Una confesión de derrota transmite más seguridad que enfadarse por no tener argumentos.

Escucha a tu interlocutor
4/7

Escucha a tu interlocutor

La escucha sincera y real es un bien escaso y un gran don, ya que le regalamos nuestra atención a alguien. Te damos algunas sugerencias para hacerlo mejor:

1. Escucha, no hables

No hables sobre ti mismo cuando te estén explicando algo sobre la vida de otro, todas las experiencias son individuales. Simplemente escucha lo que te cuenten.

2. No termines las frases del otro

Es un signo de impaciencia o de prepotencia al presumir saber lo que va a decir la otra persona. No interrumpas, aunque creas demostrar empatía.

3. Tu lenguaje corporal habla por ti

Controla tu lenguaje corporal, mira a los ojos de tu interlocutor y asiente con la cabeza para evidenciar que le prestas atención

4. Sé amigo, no juez

No juzgues a tu interlocutor por lo que te explica y no le des consejos, a menos que te haya pedido tu opinión.

Conversar con desconocidos
5/7

Conversar con desconocidos

Las conversaciones con desconocidos suelen ser triviales, pero sirven para romper el hielo. Aunque parezcan fáciles, pueden ser increíblemente difíciles y por ello te explicamos algunos trucos prácticos:

1. Pide consejo

A la gente le encanta dar consejos, así que inicia tu conversación pidiendo consejo. La mayoría te brindará encantada su opinión.

2. Formula una segunda pregunta

A menudo hacemos una pregunta y esperamos que el otro nos haga otra de vuelta. Usa el viejo truco del periodista y formula una segunda cuestión.

3. No preguntes “¿a qué te dedicas?”

Hay personas a las que les encanta su trabajo, y otros que lo detestan o se avergüenzan de él. Así que es mejor no preguntar sobre eso, así el interlocutor elige lo que quiere contarte.

4. No hables de las cosas que te interesan a ti

No elijas temas de entrada, conviértete en la persona que muestra interés por los temas de los demás.

Cómo disculparse
6/7

Cómo disculparse

Pedir perdón es una de las situaciones más complicadas que existen. Te explicamos algunas estrategias desarrolladas por investigadores de la Universidad de Ohio:

1. Utiliza frases en primera persona

Pedir perdón significa asumir la plena responsabilidad de una acción. Entonces no debes decir “siento que te hayas enfadado tanto” sino “siente haber herido tus sentimientos”.

2. No te justifiques

La justificación de nuestros actos son una negación de la disculpa. Lo más efectivo es una combinación de explicación y admisión de la culpa

3. Evita las frases con “pero”

Si te disculpas, pero incluyes la palabra “pero” en tus frases, parecerá una excusa y no funcionará.

4. No pidas perdón

Pedir perdón no suele ser efectivo, es algo surgido del cristianismo y a nadie le gusta dar la absolución.

5. Cambia

Pedir perdón es un compromiso de cambio y una reparación del daño causado, no una promesa vacía.

Cómo dirigirse a los niños
7/7

Cómo dirigirse a los niños

Hablar con niños puede llegar a ser un verdadero reto, te damos las claves para que te preste atención y te comprenda:

1. Sé consistente

“No” es “no”, por mucho que el niño coja una pataleta en medio de la calle. Si cedes, perderás credibilidad para la próxima.

2. Implementa las amenazas al momento

Los niños aprenden más rápido si llevas a cabo tus amenazas de inmediato. Es mejor quitarle el juguete diez veces durante dos minutos que durante una semana entera.

3. Elogio los actos, no el niño

“Lo que haces es estupendo” es mejor que “eres estupendo”.

4. Ignora la mala conducta

Cuando un niño no se comporte de acuerdo con tus expectativas, salvo en casos necesarios, es mejor ignorarlo que reñirle.

5. Formula preguntas que puedan responderse

Haz preguntas concretas para que el niño pueda responder con facilidad. “¿Qué tal ha ido el cole?” es una pregunta muy amplia.

 

Si estos consejos te han parecido útiles para tu vida diaria, puedes encontrar las 44 técnicas y trucos en El pequeño libro de la comunicación eficaz.

COMPRAR EN CASA DEL LIBRO
      COMPRAR EN AMAZON