Cada vez más gamers disfrutan de videojuegos que permiten a amigos y familiares pasar un rato divertido conjuntamente, tanto mental como físicamente. Esta industria con grandes opciones para la diversión se ha consolidado como una de las más fuertes del confinamiento. Así lo demuestra la campaña #PlayApartTogether (Juguemos juntos desde la distancia) que reúne a 18 empresas de la industria para alentar a las personas a quedarse en casa y prevenir así la propagación de la COVID-19.

Una campaña, además, que ha sido recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que los jugadores españoles han seguido al pie de la letra: según datos de Telefónica, el consumo de videojuegos se ha triplicado durante la cuarentena, aumentando un 271%. Veamos dónde reside su éxito.

Ayuda durante el confinamiento
1/5

Ayuda durante el confinamiento

“Ante la actual situación de cuarentena, estamos observando como el videojuego ha pasado a convertirse en la opción favorita de ocio para una gran parte de la población”, explica José María Moreno, director general de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI). Parte de este fenómeno de debe a “su componente de producto cultural y de entretenimiento que se puede practicar desde el hogar de forma segura, así como por su carácter de elemento de socialización entre amigos en la distancia y de disfrute compartido en familia”.

Por su parte, Joan Arnedo, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, añade que “los videojuegos son una buena elección por su combinación de entretenimiento activo y transversal para todas las edades y géneros”. Y señala que ya hemos superado la época en la que estos eran solo una cosa de niños.

Una familia más unida
2/5

Una familia más unida

Los dos expertos coinciden en que la pandemia brinda una oportunidad para que los padres se involucren en el mundo de los videojuegos de sus hijos. Como apunta José María Moreno, “es una oportunidad para conocerlos mejor, disfrutar en compañía y acordar límites juntos, sin perder de vista las medidas de responsabilidad impulsadas por la industria”. Entre ellas, destacan el uso de sistemas de control parental, el respeto de los códigos PEGI o el proyecto The Good Gamer desarrollado por AEVI, que comparte buenas prácticas con padres, médicos y educadores.

Por su parte, Joan Arnedo, que también es el director del máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos de la UOC, remarca que “esta es una excelente oportunidad para conocer y compartir a qué juegan nuestros hijos/as. ¡Y viceversa!”. Pero señala que debemos enfocarlo siempre desde una perspectiva saludable y responsable.

Videojuegos activos y colaborativos
3/5

Videojuegos activos y colaborativos

La recomendación de la OMS no incluye cualquier tipo de videojuego, sino aquellos que son activos, es decir, que promueven alguna actividad física. En eso coincide Arnedo, que recomienda aquellos que no sean de estar sentado en el sofá, sino que integren baile, música o movimientos. “Mi primera recomendación sería desempolvar la vieja Wii (o Wii U) de Nintendo y sus juegos multijugador de actividad física”, y añade que los juegos deportivos, de carreras o los que adaptan juegos de mesa son ideales para jugar en grupo.

Entre estos destaca Ring Fit de Nintendo Switch, que ha cogido tanta popularidad durante la cuarentena que se ha agotado en la venta online. Por otro lado, José María Moreno añade que “hay muchos videojuegos que sirven para ejercitar la mente y con los que se puede aprender historia, geografía, matemáticas… o desarrollar habilidades como la lógica, la estrategia y la gestión”.

Una industria con mucho futuro
4/5

Una industria con mucho futuro

También hay que destacar el incremento de videojuegos en línea durante la cuarentena, que permiten que varios jugadores compartan una misma partida online. “Estos juegos pueden ser ahora una opción muy oportuna para socializar, mantener el contacto con amigos o familiares, o porqué no, según el caso, conocer gente con un interés común”, explica Arnedo. Además, el especialista subraya el hecho de que la industria del videojuego apenas ha notado el impacto de la pandemia, hasta el punto que durante estos días se han lanzado novedades como Animal Crossing o Doom.

Lo que sí prevé es un cambio de modelo: de comprar el juego en una tienda a descargarlo de una plataforma digital. También opina que en el futuro “se potenciará la tendencia del juego online como una forma más de socializar entre las nuevas generaciones, como demuestra el concierto de Travis Scott que se realizó en abril a través Fortnite”.

Tendencias derivadas de la pandemia
5/5

Tendencias derivadas de la pandemia

Una cosa es segura: como señalan desde la Asociación Española de Videojuegos, el catálogo actual es muy variado e incluye toda clase de géneros que se adaptan no solo a todo tipo de jugadores sino también a la situación actual. “Desde AEVI hemos puesto a disposición un blog que recoge una lista de juegos y contenidos educativos gratuitos que la industria está poniendo a disposición durante la crisis”, apunta José María Moreno. “Además, en el blog se puede encontrar una guía dirigida a los padres, consejos sobre cómo asegurarse de que los hijos jueguen a videojuegos apropiados, cómo controlar el gasto en los mismos y cómo gestionar las configuraciones de privacidad”.

Buenas prácticas para que la pasión gamer traspase edades y generaciones y para que todos nos animemos a divertirnos y a aprender a través de los videojuegos.