De la gurú del orden a la gurú del yoga facial. Cada vez son más los métodos que llegan desde el continente asiático. Cuando creíamos haber superado el arte de organizar de Marie Kondo, llega la japonesa Junko Ueno, más conocida como "la Mujer Milagro". Sí, como suena. Una mujer de setenta años que reconoce haber encontrado en el yoga facial el mejor aliado para conseguir un cutis terso y firme. Tanto es así, que su perseverancia le llevó a crear el método Up, una "revolucionaria rutina facial para disfrutar de un rostro joven".

Quizá podría sonar a quimera, a viejo remedio, pero lo cierto es que Junko Ueno cuenta con numerosas seguidoras en todo el mundo. Incluso ha publicado su libro 'Yoga facial. El método Up para un rostro joven a cualquier edad' (KitsuneBooks). En él hace gala del antes y el después de varias mujeres, incluida ella misma, quienes tras iniciarse en el ritual del yoga facial ya notan en su rostro las ventajas de este método.

Seguro que todo esto te llama la atención. Pensarás: ¿En qué consiste esta práctica? Sobre todo si te preocupan las arrugas, las patas de gallo o la flacidez que tiende a acumular tu piel con el paso de los años. Ahora ya estás aquí, leyendo este artículo, así que no pierdes nada por terminarlo y comprender, a fondo, cómo puede actuar el método Up en tu rostro.

La historia de Junko Ueno podría ser la de muchas mujeres a las que les preocupan los efectos del tiempo en su rostro. Tras estudiar durante años la estructura y los músculos faciales, "la Mujer milagro" decidió que no quería pasar por quirófano para mejorar su aspecto y desarrolló su propio método.

 

Esta rutina consiste en practicar simples ejercicios con los que aliviarás dolores musculares, corregirás la postura o reducirás la fatiga visual.

 

Los beneficios del método Up en tu rostro

Antes de explicarte paso a paso cómo aplicar esta rutina, en su libro, Junko Ueno deja por escrito los testimonios de más de una docena de mujeres, quienes confirman los beneficios que el método Up es capaz de conseguir en tu rostro. Vamos a verlos:

  • Reducir el tamaño de la cara de manera inmediata: los resultados son una cara más tersa y estilizada, unos ojos más grandes e incluso una sonrisa natural.
  • Mejora la vista, la tez, las arrugas y la sonrisa: con estos ejercicios la piel se estira desde el primer momento, eres consciente de tus expresiones faciales y recuperas la confianza en tu sonrisa.
  • Recupera la juventud de tu rostro al alzar las comisuras de los ojos y párpados: según las mujeres que lo han practicado, este método consigue alzar las comisuras de los ojos y la visión mejora mucho. Otras confirman que ya no tienen los ojos caídos, además de ya no tienen los párpados superiores caídos.

Eso sí, para que esta práctica funcione debes convertir la rutina de ejercicios en un hábito. Puedes realizarlos cuando quieras. Lo importante es que los hagas todos los días. De hecho, el truco es introducir el método en tu día a día y que realices los ejercicios mientras haces otras cosas, como ver la televisión o darte una ducha.

Ahora que ya conoces el método Up, toca ponerse a mover los músculos de la cara, la cabeza, mover el cuero cabelludo. Yunko Ueno ha creado incluso una canción realmente pegadiza con la que puedes divertirte cantando mientras practicas el método Up:

"Up, up, up. Up, up, up...

Gira el lóbulo de la oreja,

la linfa fluye y se eleva,

la oreja, gira y aprieta,

y la cara se moldea".

Increíble, pero cierto. Los métodos asiáticos no dejan de sorprendernos. Te dejamos a continuación una serie de ejercicios made in Japon por Yunko Ueno para que consigas un rostro esbelto y firme. No hay mejor manera de despejar una quimera que probándola. ¿Te sumas a la revolución de "la Mujer Milagro"?

Un ejercicio perfecto para mover el músculo orbicular
1/5

Un ejercicio perfecto para mover el músculo orbicular

Decir: "¡Oh!, ¡no!" es un ejercicio perfecto para mover el músculo orbicular. Abre la boca, estira desde la parte superior del labio hasta la nariz y di "¡oh!", "¡no!", alargando las vocales. 

Repite "Up" tres veces
2/5

Repite "Up" tres veces

En cada paso, repite la palabra "Up" tres veces. Al decirlo varias veces, tu cerebro interioriza que tiene que alzar los músculos. Además, así podrás seguir un ritmo con el que te será más fácil mover las manos y la cara.

Al final de cada ejercicio masajea el cuello
3/5

Al final de cada ejercicio masajea el cuello

Al final de cada ejercicio, hazte un masaje en el cuello. Al ejercitar los músculos faciales, mejorarás el flujo sanguíneo y el linfático, por lo que eliminarás los residuos y las toxinas del cuerpo con más facilidad.

Con los dedos, desciende suavemente desde debajo de las orejas hacia la clavícula y por encima de esta, desde el centro hacia el exterior.

Adiós a las arrugas del cuello
4/5

Adiós a las arrugas del cuello

En este ejercicio tendrás que llevar la mandíbula inferior hacia delante y cruzar las manos sobre el pecho. Esconde el labio superior como en la imagen para trabajar los músculos orbiculares, los de la barbilla y los que permiten el movimiento de las comisuras de la boca hacia abajo.

Reduce las patas de gallo
5/5

Reduce las patas de gallo

¿Quieres unos ojos sin arrugas? Utiliza un poco de contorno de ojos para que la piel esté suave y facilitar el movimiento. Pellizca con delicadeza la zona de la comisura exterior y estira hacia fuera. Verás que las arrugas bajo los ojos desaparecen. Mantén la posición y repite "up, up, up" tres veces (unos tres segundos)

COMPRAR EN CASA DEL LIBRO
      COMPRAR EN AMAZON