Cuando pica el calor hay que reconocer que incluso a las que más nos apasiona cocinar se nos ponen los pelos de punta con sólo pensar en encender el horno. No cabe duda de que lo último que apetece con las altas temperaturas es aumentar el calor de la cocina aún más… Pero eso no es motivo para tener que renunciar a algún capricho dulce de vez en cuando.

Y no, no hablamos de los protagonistas por antonomasia del verano, los helados, sino de una tendencia que está en auge últimamente y que está llenando Pinterest de deliciosísimas e irresistibles imágenes: se trata de los postres ‘no-bake’, lo último en repostería sin horno que, con sus ideas sencillas y originales, pone al alcance de todos las tentaciones más dulces y frescas que te puedas imaginar.

Pero, además, estos postres sin horno no sólo son ideales para el verano, sino que también pueden ser un recurso salvavidas cuando se nos estropea el susodicho electrodoméstico, o si nos hemos quedado sin tiempo para preparar ese postre que queríamos. Son recetas perfectas que puedes preparar con unas horas de antelación para cualquier ocasión especial, o sencillamente para darte un capricho. Y lo mejor de todo, ¡es que hay opciones para todos los gustos!

CHEESECAKE VEGANO DE FRAMBUESA

cheesecake

Al más estilo New York, de oreo, leche condensada, con limón… Si a ti también te apasiona el cheesecake, a estas alturas ya sabrás que existen cientos de variedades riquísimas que puedes probar. ¿Y cuál es su mayor beneficio? ¡Pues precisamente que muchas de ellas no requieren ningún tipo de cocción! Bastará con que las dejes reposar en la nevera durante unas horas para que cojan consistencia. Esta que te traemos hoy, además, es 100% vegana y, aunque no es quizás de las más sencillas de preparar, ¡está riquísima!

Ingredientes (6-8 raciones)

Para la base:

  • 4-5 dátiles sin hueso
  • 2 cucharadas aceite de coco
  • 1/4 cdta canela en polvo
  • 1/4 cucharadita sal
  • 150 gr almendras naturales molidas

Para el relleno:

  • 250 gr anacardos que hemos dejado en remojo mínimo 8 horas
  • 120 ml leche de coco
  • 60 ml aceite de coco
  • 70 ml miel o sirope de agave
  • 3 cucharadas zumo de limón
  • 140 gr frambuesas frescas

Para la cobertura:

  • 2 cucharadas chía
  • 120 gr frambuesas naturales
  • 1 cda zumo de limón
  • 1 cda miel o sirope de agave

Para decorar:

  • Frambuesas u otros frutos rojos al natural
  • Menta

Preparación

  1. Para preparar la base, primero tenemos que triturar todos los ingredientes muy bien. Para ello, puedes utilizar un triturador eléctrico.
  2. Mezclamos todos los ingredientes hasta crear una mezcla homogénea que colocaremos en nuestro molde (o moldes). Resérvalo en el frigorífico mientras sigues con el siguiente paso.
  3. Escurre bien los anacardos y agrega la leche, el aceite y la miel (o el sirope). Tritúralos bien.
  4. Cuando hayas conseguido una textura fina, pesa la masa y divídela en dos. A una de las partes le agregaremos las cucharadas de limón y mezclaremos bien. A la otra parte, le agregaremos las frambuesas frescas y lo trituraremos bien. Acto seguido, colocamos en el molde primero la capa con el limón y por encima la capa de frambuesas. Lo dejaremos refrigerar mientras seguimos con el siguiente paso.
  5. Trituramos bien las frambuesas con la chía, el limón y la miel (o el sirope). Cubrimos nuestro postre con la gelatina que hayamos obtenido.
  6. Déjalo enfriar al menos durante 4 horas antes de servir. ¡También lo puedes congelar y servir como tarta helada!

Receta elaborada por Cook_and_Jud

 

PANNA COTTA CON COULIS DE FRESA

panna cotta

Tan sencillo como calentar en un cacito un poco de nata líquida, y es que este famosísimo postre italiano quiere decir literalmente eso: “nata cocida”. Un postre irresistible y fácil de improvisar, al que por supuesto podréis añadir cualquier fruta de temporada que más os guste.

Ingredientes (4-6 raciones)

Para la crema:

  • 400 ml de nata líquida
  • 1 vaina de vainilla
  • 40g de azúcar
  • 34g de gelatina en láminas

Para el coulis:

  • 250g de fresas
  • 60g de azúcar

Preparación

  1. Remoja las láminas de gelatina en un vaso con agua fría, y déjalas reposar durante 15 minutos para que se ablanden bien.
  2. Lava y corta las fresas en trocitos pequeños y ponlas a cocer durante diez minutos con el azúcar, aplastándolas de vez en cuando con un tenedor. Apártalas del fuego y reserva.
  3. En un cacito, calienta la nata con el azúcar y la vaina de vainilla, y cuando llegue a ebullición retira del fuego y añade la gelatina bien escurrida (que previamente habrás calentado durante 5 segundos en el microondas).
  4. Remuévelo todo para que los ingredientes se integren y no queden grumos. Después, pasa la mezcla por el colador.
  5. Reparte el coulis de fresa en el fondo de cada vasito y vierte por encima la panna cotta.
  6. Deja enfriar los vasitos en el frigorífico durante al menos 4 horas.

Cortesía de: Directo al Paladar

 

BROWNIE EXPRESS SIN HORNO

brownie

Pese a que lo último que apetece en verano es encender el horno, el brownie de chocolate no deja de ser uno de esos postres irresistibles que a todas nos apetece de vez en cuando. Para esos momentos de placer, os traemos esta receta que os permitirá disfrutar de un brownie recién hecho… ¡En menos de 10 minutos!

Ingredientes (4 raciones)

Para el brownie:

  • 100g de chocolate para fundir
  • 100g de mantequilla sin sal
  • 100g de azúcar moreno
  • 100g de harina
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de levadura química

Para decorar:

  • Nata montada
  • Mermelada de frambuesa
  • Chocolate negro en virutas

Preparación

  1. Empezamos derritiendo el chocolate y la mantequilla en un cuenco apto para microondas. Con un minuto a máxima potencia será suficiente. Si ves que la mantequilla ha dejado grupos, ayúdate de unas varillas para que se acabe de integrar en la mezcla.
  2. En el mismo cuenco añadimos los huevos batidos, el azúcar, la harina y las dos cucharadas de levadura. Removemos bien con la varilla y vertemos la mezcla en un plato hondo o en un recipiente de cristal adecuado, y que previamente hayamos untado de mantequilla (la alternativa es usar papel de hornear para evitar que se pegue).
  3. Por último, calentamos la mezcla en el microondas durante 6 minutos a máxima potencia… ¡Y listo! Un delicioso brownie para disfrutar acompañado de nuestro ‘topping’ preferido.

Cortesía de: Trendencias Lifestyle