La llegada de las vacaciones comporta inevitablemente un incremento del tiempo que pasamos junto a nuestros seres queridos. Las tardes con amigos, las veladas en pareja o las actividades con los niños se triplican durante esta temporada, algo que, con el paso de los días, puede dar pie a algún que otro roce en nuestras relaciones interpersonales.

Uno de los efectos más notables es, sin lugar a dudas, las relaciones de pareja en las familias con hijos. Según los datos publicados por un sondeo que recientemente llevó a cabo SexPlace.es, empresa dedicada a la comercialización de juguetes sexuales, 4 de cada 5 parejas con hijos afirman tener menos relaciones durante las vacaciones de verano.

Más concretamente, el sondeo realizado recoge la opinión de 800 parejas encuestadas: los resultados muestran que las relaciones sexuales durante las vacaciones de verano pueden sufrir un descenso de hasta el 45%, un porcentaje que, además, aumenta a medida que los hijos se van haciendo más mayores. A su vez, la encuesta refleja que el 40% de las parejas encuestadas que dice tener una media de relaciones sexuales de 2 a 3 veces por semana, también se ve obligada a rebajar esa cantidad a una vez por semana cuanto están de vacaciones con sus hijos. En contrapartida, aquellos que afirman mantener relaciones sexuales una vez por semana en los meses de invierno, aseguraron que durante este periodo vacacional su media se reduce a una vez (dos, como mucho) durante el periodo vacacional.

El cambio de horarios es otro factor inevitable en que disminuyan los encuentros íntimos entre los progenitores. Y es que hay un hecho innegable: tras la llegada de los hijos, todo cambia. El cansando que suponer realizar actividades en familia y cuidar de ellos pueden hacer que las relaciones de pareja se vayan deteriorando notablemente, hasta el punto de que una gran cantidad de encuestados admite que el estrés de las vacaciones escolares puede llevar a su relación al límite.

Hay que seguir buscando momentos íntimos

Según comentan los encuestados, la franja de edad más difícil entre los hijos para que sus padres puedan mantener activa la práctica del sexo es entre los 12 y los 16 años, ya que se trata de una época en la que “los niños ya se enteran de todo” y existe un miedo creciente entre los padres de que sus hijos se enteren de lo que está pasando, por lo que resulta mucho más difícil encontrar momentos íntimos a solas o disimular.

En vista a este descenso de la actividad sexual, Laura Mirasol, sexóloga de SexPlace, anima a las parejas con hijos a no tirar la toalla y seguir intentándolo.

“La edad de los niños no debe suponer un escollo para mantener relaciones con la pareja. Siempre se pueden encontrar momentos de intimidad, como la siesta, la primera hora de la mañana o la última del día, cuando están dormidos”

Tal y como señalan los expertos, pese a que las relaciones tengan que ser más puntuales y, seguramente, menos fogosas, son necesarias para mantener la salud de la pareja. Otra alternativa, y la más ideal si se tiene la suerte de contar con familiares, es poder dejarlos un rato con ellos.

pareja hijos

Deja de mirar el móvil y disfruta de tu pareja

En este contexto, Laura Mirasol advierte también que “aunque sin duda la presencia de los hijos cerca es un condicionante para mantener relaciones con la pareja durante las vacaciones, otro de los grandes perjuicios para las relaciones es el teléfono móvil. Las parejas se abstraen en él y dejan pasar un tiempo precioso que podrían estar destinándolo a sus relaciones íntimas”.

En efecto, según los datos de la encuesta, el 70% de las parejas encuestadas aseguran que pasan el tiempo que podrían dedicar a sus relaciones íntimas, jugando o leyendo en Internet a través de sus dispositivos móviles o tablets. En conjunto, nada más y nada menos que el 65% del total de las parejas consultadas asegura destinar mucho más tiempo al teléfono móvil que a las relaciones en general.

Cómo capean el temporal las parejas españolas

Sí, no cabe duda de que en los meses de verano muchos se las ven y se las desean para encontrar momentos íntimos. Aún así, muchos se las siguen ingeniando para no perder el momento de practicar sexo a escondidas de sus hijos. De las 800 parejas encuestadas, este es el ranking de los trucos preferidos por los españoles:

  • El rapidito: el 45% de las parejas consultadas por la juguetería erótica asegura que éste es sin duda el protagonista de las relaciones de verano durante las vacaciones.
  • La duración de los dibujos favoritos: este es otro clásico de las parejas, que calculan el tiempo que dura la serie, película o corto de animación que ven sus hijos. El tiempo de intimidad del que disponen suele durar una media de 15 minutos, según el 25% de las parejas consultadas.
  • El baño: el 19% de las parejas afirman que éste es también un muy buen recurso para escapar de los niños, concretamente a la hora de la ducha.
  • La cita: el reducido 11% de los afortunados que pueden dejar a los niños con un familiar, amigos o niñera, suelen escoger un día a la semana en el que disponen de un par de horas para la intimidad de la pareja. En estos casos, salir a cenar y alargar la velada con un momento íntimo suele ser lo habitual.