La avena es una gramínea de origen asiático que se adaptó bien al clima occidental, sobre todo al de América del Norte. No solo es buena por su alto contenido en fibra (una taza contiene la misma cantidad de fibra que un plato de coles de Bruselas): es muy versátil y se puede encontrar en cualquier supermercado, como Mercadona o Aldi. Puedes consumirla en copos o molida y también encontrar una opción integral para aumentar aún más la cantidad de fibra.

Estas son las propiedades de la avena:

1. Si tomas avena en el desayuno, no necesitarás picar a media mañana: La avena contiene mucha fibra y por ello su capacidad saciante es tan elevada. Una ración de copos de avena con leche desnatada o vegetal y un poco de miel tiene entre 250 y 300 kcal, por lo que es ideal para el desayuno. Añade una pieza de fruta y el desayuno será completísimo. La avena está indicada en dietas para adelgazar.

2. La avena te ayuda a reducir el colesterol: Como otros alimentos ricos en fibra, la avena es un gran aliado para mantener los niveles correctos de colesterol, lo que te mantendrá alejada de una posible enfermedad cardiovascular. Una de las principales propiedades de la avena es que es rica en betaglucanos, una fibras solubles que favorecen, gracias a su viscosidad, la eliminación del colesterol durante su digestión, y ralentizan la absorción de los glúcidos.

3. Equilibra la glucemia. Tiene un índice glucémico moderado (60) que conviene para prevenir la diabetes y las patologías del metabolismo (sobrepeso y obesidad). Por lo tanto, es conveniente incluir la avena en tu dieta si buscas perder peso.

4. La avena puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer: los alimentos de grano entero, entre los que se encuentra la avena, ayudan a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon, según un estudio publicado en el British Medical Journal.

5. Protege tu corazón: Los lignanos que se encuentran en la avena son un compuesto químico natural y tienen la capacidad de proteger el corazón en enfermedades cardiovasculares. También se encuentran en el brócoli y los albaricoques.

 

¿Cómo se prepara la avena?

Mezcla copos de avena con leche destanada o leche vegetal. Si los quieres para desayunar, puedes prepararlos por la noche y dejarlos en la nevera, el resultado será algo parecido al porridge que se toma en Escocia, aunque ellos lo cuecen. Compleméntalos como más te guste: con canela, con fruta, con cacao, con frutos secos, etc.
 

 

Aquí tienes 3 recetas con avena para que disfrutes de todas sus propiedades y su sabor:

 

1. Receta de bol de avena para desayunar

Mezcla una taza pequeña de copos de avena con leche bien caliente al gusto. Espolvorea con canela, echa un poco de miel y remueve bien. Añade un trozos de manzana sin pelar y un puñado de pasas. Te garantizamos que aguantarás toda la mañana sin hambre.

 

2. Receta de galletas de avena y manzana

También puedes preparar estas deliciosas galletas de avena y manzana que Delicias Kitchen nos explicó cómo cocinar. En el link encontrarás la receta.

Galletas avena y manzana 3

 

3. Hamburguesas de avena y alubias

La hamburguesa puede convertirse en un alimento sanísimo si lo veganizamos. Los nutricionistas de Alimmenta compartieron con nosotros esta receta de hamburguesa vegana con avena y alubias. ¡Deliciosa!

hamburguesa vegana de alubias y avena